Monterrey

Incremento al precio del cemento afecta a constructoras

De acuerdo con Marco Cortez Salazar, presidente de Canaco Madero, en México se vende el cemento más caro del mundo en 180 dólares la tonelada, cuando en otros países cuesta 70 u 80 dólares.
Teresa Macías
Corresponsal
09 mayo 2017 18:20 Última actualización 09 mayo 2017 19:20
[Bloomberg] La nueva plataforma contempla la integración de las áreas de cemento y concreto premezclado. 

[Bloomberg] 

TAMPICO, Tamps.- Los altos precios del cemento han afectado a las constructoras en México, ya que el país tiene uno de los cementos más caros del mundo, indicó Marco Cortez Salazar, presidente de Canaco Madero y empresario de la construcción.

"Hubo ya un aumento en enero que fue del siete por ciento, pero se anunció uno más del cinco por ciento, ya el bulto se vende en 150 pesos y está sin control", explicó.

Las peticiones para que se regulen los precios del cemento no han progresado, señaló Cortez.

"El sector de la construcción está muy afectado como para aceptar una nueva alza, porque con el mismo dinero se hace menos obra y si todo aumenta se eleva el precio del concreto, el block y otros materiales prefabricados".

El empresario hizo mención que con esos incrementos hacer una carretera o una vivienda cuesta más, lo que no sólo afecta a la región del sur de Tamaulipas, sino a todo el país.

"Lo que se tiene que hacer es que se regule el mercado con importaciones que se deben de permitir y no tiene que haber un problema con importar cemento, algunas personas ya lo han hecho. En Progreso, Yucatán, hubo un caso desde hace unos años, también se puede alentar a inversionistas que quieran hacer ese tipo de propuestas, de poder importar cemento a precios económicos para que se tenga un jugador natural", explicó.

Reiteró que en México se vende el cemento más caro del mundo en 180 dólares la tonelada, cuando en otros países cuesta 70 u 80 dólares.

"Tratamos de integrar un frente común, pero no se puede regular solo porque el gobierno lo diga, ya que se trata de empresas privadas y no es tan fácil poner un precio fijo, se necesita aplicar competencias económicas sanas mediante la importación sin ningún problema al país de este material", dijo.

De acuerdo con la CMIC, se prevé que para este año los costos en obras subirán 17 por ciento, debido al incremento en los combustibles y a materiales como el cemento y el acero.

Hasta el momento, el costo de los insumos para construir se han elevado en un 12 por ciento, lo que podría afectar proyectos que están en marcha debido a la falta de recursos, por lo que la Cámara hizo un llamada para que se actualicen los montos de la obras contratadas por el gobierno, de tal forma que refleje los incrementos en los insumos.