Monterrey

Incrementa seguridad
Alfa en Tamaulipas

Ante la inseguridad que hay en Tamaulipas, Alfa ha tenido que incrementar sus medidas de seguridad en las empresas que tienen en esta entidad del noreste del país
Juan Antonio Lara
06 agosto 2014 21:21 Última actualización 07 agosto 2014 5:0
[ALFA ha invertido 811 millones de dólares en activos fijos y adquisiciones en 2013  / Bloomberg]

[ALFA ha invertido 811 millones de dólares en activos fijos y adquisiciones en 2013  / Bloomberg]

TAMAULIPAS.- .- Ante la inseguridad que hay en Tamaulipas, Alfa ha tenido que incrementar sus medidas de seguridad
en las empresas que tienen en esta 
entidad del noreste del país.

Klaus Ortiz, director de Seguridad Corporativa de Alfa, dijo que en Altamira y Tampico ahora tienen casetas blindadas y guardias armados
para salvaguardar la seguridad de las plantas.

“En Tampico, Alfa tiene instalaciones petroquímicas y la seguridad se
tuvo que reforzar por el clima de ataques e inseguridad que existía”, indicó el directivo del grupo.

Alpek, la empresa petroquímica más grande de México y uno de los
cinco negocios de Alfa, tiene plantas en Tampico.

Aclaró que si bien no han tenido ataques directos de la delincuencia
organizada, sí han tomado las medidas de seguridad necesarias para
evitar que sus plantas sean perjudicadas por el clima de violencia que
hay en esta región.

El directivo reveló que a los choferes de otras empresas de Alfa, como
es el caso de Sigma Alimentos, los han asaltado, extorsionado o intentado cobrar cuotas, pero señaló que gracias a las denuncias que han puesto y a la respuesta de las autoridades, se ha resuelto este problema. 

“En Nuevo León, desde el 2010 a la fecha, el promedio de aumento en el costo de seguridad ha sido del 20 por ciento anual. La buena noticia es que en el 2014 ya tenemos un cambio en esa tendencia.

Vemos con buenos ojos el trabajo que se ha estado realizando”, indicó.

La inseguridad y la violencia que registró Nuevo León en el 2012 le
costó 35 mil millones de pesos al gobierno y sector privado, pero su
impacto por afectaciones en la productividad y otros costos indirectos
esta cifra se eleva hasta en 120 mil millones de pesos.

El directivo de Alfa confió en que Nuevo León va a revertir esa problemática y dijo que este año hay un cambio en la tendencia que
traían respecto al 2010.

Sin embargo, mencionó que en otros estados y municipios con altos
índices de violencia e inseguridad requieren infraestructura y protección
cada vez más robusta.

Señaló que la seguridad en los negocios implica un costo e impacta
en el valor de sus productos, que han trasladado a sus clientes.

Dijo que para tener un generador eólico hay que tomar en cuenta si la
carretera donde se va a instalar es segura y si es necesario resguardar
esta torre con una barda.

“Ese costo se lo tenemos que agregar a nuestra energía eléctrica.

Además, tenemos que instalar sistemas de circuito cerrado de televisión, sistemas de rápida respuesta, en caso de alguna entrada”.