Monterrey

Inaceptable la Ley de Seguridad Interna: experto

Recomienda establecer un plazo perentorio al Ejército y regresarlo al cuartel.
Esther Herrera
eherrera@elfinanciero.com.mx
06 diciembre 2017 10:36 Última actualización 06 diciembre 2017 10:36
Panorama.  De ser aprobada por el Senado violaría las garantías individuales.

Panorama. De ser aprobada por el Senado violaría las garantías individuales.

La iniciativa de Ley de Seguridad Interna que se encuentra en el Senado a discusión tal y como está planteada viola en esencia la Constitución y los derechos humanos y puede desatar amparos por parte de los ciudadanos, consideró Marco Torres, especialista en temas de seguridad.

El también ex secretario de Seguridad Pública en Ciudad Juárez opinó que el documento que los diputados aprobaron desde el punto de vista jurídico y desde el punto de vista de garantías individuales es inaceptable.

“Deben de hacerse reformas antes de que el Senado la pase, se necesitan hacer cambios que garanticen que no se van a violar garantías individuales, esto no es porque se piensen que los soldados vayan a violar garantías, sino porque los soldados cumplen órdenes y en un año electoral donde no sabemos a quién vayamos a elegir como Presidente no sabemos en qué manos caerá esta nueva legislación para ser usada”, añadió.

Torres subrayó que si el próximo que se siente en la Silla Presidencial tenga alguna tentación totalitaria resultaría muy peligrosa esta Ley de Seguridad Interior.

“Cualquier candidato a la Presidencia en general no importa el partido alguien que tenga una tentación totalitaria esta Ley le da facultades excesivas para usar al Ejército y la Marina”.

Si bien se requiere de un marco legal para medir la actuación en la calle del Ejército y Marina, pero lo que falta es que haya un plazo perentorio después del cual y por ninguna razón pase lo que pase se deban dejar soldados y marinos en las calles, dado que se abusaría de ambos.

Torres recomendó que en la Ley deba establecer fecha que el Ejército y Marina permanecerán en las calles y posteriormente regresar a los cuarteles; además de restricciones a las capacidades que tenga el Presidente de la República en cuanto a cómo utilizar a los militares en las calles.

Considerando que en la Constitución establece que las fuerzas militares están hechas para intervenir en la vida civil y defenderla de cualquier invasión extranjera, esa es la única función, señaló el experto en seguridad.

Asimismo, sugirió fijar una salvaguarda donde el Presidente de la República prohíba el uso de las fuerzas armadas en territorio mexicano, salvo se suscitara una invasión extranjera, y con ello dar paso a una especie de guardia nacional que dependa de los gobernadores, esto daría un balance además de hacer responsables a los mandatarios estatales.

Para Torres el poder absoluto genera la corrupción justamente es lo que hay que evitar.

Un Mando Único sería un error, se debería fortalecer a los policías estatales y municipales.