Monterrey

Impulsa Cemex el nuevo estadio para los Tigres

La cementera tomó, a través de su filial al club desde 1996, en un contrato firmado con la UANL por 30 años, con revisión de cada diez.
Sonia Coronado
02 febrero 2016 11:36 Última actualización 02 febrero 2016 11:36
El coloso Tigre

Proyecto Nuevo Estadio para Tigres

Cemex confirmó ser uno de los impulsores, más no inversionista, para la construcción del llamado Estadio Internacional Monterrey, proyecto que surgió hace ocho años y en el que se inyectarán alrededor de 500 millones de dólares para que se cristalice, dijo Francisco Lebrija, director de Comunicación Corporativa de la compañía.

“La primera vez que tuvimos conocimiento del proyecto del estadio -Estadio Internacional Monterrey- fue hace ocho años. Desde el inicio se veía ambicioso, pero a la vez a la altura del desarrollo que Monterrey presenta y sobre todo del progreso que merece, desde ese entonces, los inversionistas siguieron haciendo gestiones, y se ha ido avanzando hasta el punto en que estamos ahora, donde ya hay mucha viabilidad del proyecto”, explicó Lebrija en entrevista con El Financiero.

Aclaró que, “no (participaremos Cemex como inversionista), el tema del monto de los recursos prácticamente ya lo tienen resuelto los inversionistas; cuando se acercaron a nosotros, en esta segunda etapa, ya lo tienen resuelto, ellos traen empresas que se dedican a fondear estadios, que es un modelo de negocio y aparte han hablado con otros capitalistas en Monterrey. No es algo que para nosotros haga sentido ahora participar. Aunque obviamente sí estamos en pláticas para poder participar en la construcción del estadio”, dijo Lebrija.

Señaló que se contempla que el Estadio Internacional Monterrey, con el nombre como se conoció hace unos ocho años, se convierta en la nueva casa del equipo de futbol Tigres de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), mismo que administra Sinergia Deportiva, subsidiaria de Cemex.

La cementera tomó, a través de su filial al club desde 1996, en un contrato firmado con la UANL por 30 años, con revisión de cada diez.

Detalló que la participación de la cementera “ha sido por varios aspectos, uno, por el lado de unirnos a que las voluntades se puedan dar para un proyecto como este, dos, a través del apoyo con Sinergia Deportiva y el interés que puede haber para el equipo de Tigres, y tres, con aspectos del uso de materiales y técnicos”.

PROYECTO RENTABLE Y CON OPCIONES
Al cuestionarle, sobre si el coloso llevará el nombre de la compañía o del equipo Tigres, mencionó que, “eso es un tema de las negociaciones; probabilidades hay muchas”.

Y sobre si Sinergia Deportiva recibirá renta por cada partido que el equipo de futbol juegue en dicho recinto, el director de Comunicación Corporativa de Cemex, aseguró que lo que se busca es que el proyecto sea benéfico para todas las partes.

“Todas las partes están buscando que sea un proyecto benéfico para todos, que Tigres se beneficie por estar ahí, que la Universidad se beneficie por este nuevo estadio, que sea un tema para que la ciudad de Monterrey, con la atracción de turismo y tipo de eventos, se beneficie, al igual que el país, porque el estadio pondría a México en los ojos del mundo.

“Ahora las grandes obras voltean a verte, porque ya puedes tener eventos de clase mundial, que hacen que tengas una derrama. No son ventajas unilaterales”.

La UANL informó que de manera oficial no ha recibido por parte de Sinergia Deportiva una propuesta formal para revisar el contrato actual o realizar uno nuevo, para que el equipo de futbol tenga un nuevo estadio.