Monterrey

Impuesto afectaría a remesadoras y sector de la construcción

Lo que podría suceder es un efecto de que la gente guarde su dinero y lo mande a través de otras personas y no utilice tanto a las empresas a fin de no pagar el impuesto: Jonana Chapa Cantú
Sonia Coronado | scoronado@elfinanciero.com.mx

03 febrero 2017 8:46 Última actualización 03 febrero 2017 8:46
[México se ubicará como el cuarto receptor de remesas en el mundo, por segundo año consecutivo. / Bloomberg / Archivo] 

[Bloomberg)

La imposición de un gravamen al envío de remesas desde Estados Unidos hacia México, provocaría que los migrantes dejen de usar las herramientas tradicionales para volver al traslado de dinero físico vía carretera, dijo Jonana Chapa Cantú, directora del Centro de Investigaciones Económicas de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

La especialista mencionó que lo anterior se debe a que en su mayoría son las familias de escasos recursos en México quienes reciben las remesas y estos se verían afectados también con el incremento en precios derivado del alza en combustibles.

“Lo que podría suceder es un efecto de que la gente guarde su dinero y lo mande a través de otras personas y no utilice tanto a las empresas a fin de no pagar el impuesto. Eso ya depende mucho de cómo se vaya aplicar el impuesto, si este se hace a la hora de hacer la transacción de envío, se incentivará a que las personas utilicen menos (a las remesadoras)”.

Señaló que uno de los sectores que podrían verse afectados es el de la construcción o remodelación de vivienda pues se sabe que las remesas, en su mayoría, son utilizadas para la construcción de vivienda.

“De acuerdo con diversos estudios muchas de las familias utilizan esos recursos en construir o remodelar la vivienda y esto tendría un impacto sobre el sector de la construcción, otro de los que se verían afectados son los alimentos, al tener menor poder adquisitivo las personas reducen sus gastos en alimentos y bebidas y lo que se hace es sustituirlo por bienes más baratos. Esperaría que en principio le pegue al sector construcción”, explicó.

La especialista dijo que las remesas son una fuente importante de ingresos para los hogares de ingreso bajo y medio ya que estas llegan a representar el cinco por ciento de estos.

“Las remesas es una de las principales fuente de ingresos para los hogares de ingresos bajo y medio, si le pones un impuesto les vas a afectar más a ellos, y por estado le pega más a Michoacán, Guerrero y Oaxaca, que son los que más concentran las remesas.

Por ejemplo en Michoacán las remesas han llegado a representar el 10 por ciento de su PIB, para Nuevo León sólo representa medio punto porcentual del PIB”.

Apenas el miércoles pasado el Banco de México dio a conocer que durante diciembre de 2016 ingresaron al país dos mil 236 millones de dólares por concepto de remesas, lo que equivale a un crecimiento de 6.2 por ciento respecto al mismo mes del año previo.

Es decir que durante todo el año, México recibió 26 mil 970 millones de dólares, un crecimiento de 8.8 por ciento respecto a lo percibido en 2015.

De acuerdo con un análisis hecho por BBVA Bancomer este incremento se pudo deber “al temor de que el futuro presidente cumpliera su promesa de campaña de imponer restricciones o impuestos al envío de este recurso hacia México. De esta forma, es posible que las personas que fueran afectadas por estas medidas incrementaran el envío de este recurso durante los meses de noviembre y diciembre de 2016 para prevenir una futura regulación o impuesto de las remesas”.