Importancia del Control Interno en el Comercio Exterio
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Importancia del Control Interno en el Comercio Exterio

COMPARTIR

···

Importancia del Control Interno en el Comercio Exterio

Contar con un Sistema de Control Interno cuyo objetivo es prevenir y optimizar los factores de riesgo involucrados en las operaciones de comercio exterior es sin duda una decisión que atañe tanto a la Alta Dirección como a su equipo de trabajo.

Opinión MTY capitalizando experiencia Víctor Vázquez Martínez
04/09/2018
Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Víctor Vázquez Martínez Cortesía

El entorno global de negocio que hoy en día permea en México a las empresas en general y principalmente a las involucradas en el Comercio Exterior, así como el aumento en las disposiciones de cumplimiento regulatorio tanto a nivel nacional como internacional, son sin duda factores que inciden en la complejidad y el grado de especialización que se requiere para realizar con éxito un óptimo cumplimiento de las obligaciones a que están sujetas las operaciones de Comercio Exterior, tanto de Importación como de Exportación. Esto cobra importancia entre las empresas del noreste del país.

Contar con un Sistema de Control Interno cuyo objetivo es prevenir y optimizar los factores de riesgo involucrados en las operaciones de comercio exterior es sin duda una decisión que atañe tanto a la Alta Dirección como a su equipo de trabajo. Sin embargo, la gran mayoría de las empresas, no cuentan con un área especializada en el tema, por lo que tienen que asumir costos fiscales y financieros por incumplimiento con las disposiciones que en materia aduanera y fiscal regulan dichas actividades.

La razón de que esto ocurra tiene su raíz en tres factores detonantes que son:

1.-) La nula o poca importancia que el área de Comercio Exterior representa para la Alta Dirección/Gerencia debido al desconocimiento de la complejidad del marco regulatorio, fiscal y financiero.

2.-) Deficiente comunicación y retroalimentación, así como la falta de convocatoria hacia el área de Comercio Exterior al inicio de los proyectos que involucran operaciones tanto de Importación como de Exportación.

3.-) La falta de implementación de un Sistema de Control Interno.

El grado de complejidad y especialización que se requiere para contar con un buen sistema de control interno lo podemos visualizar en el tinglado de Leyes que regulan las operaciones de Comercio Exterior, donde podemos mencionar las siguientes:

I. Materia Aduanera: Ley Aduanera, Ley de Comercio Exterior, LIGIE, Decretos de Programas de Fomento, Tratados Libre Comercio, Reglas de los Tratados, Leyes Especiales.

II. Materia Fiscal: Ley del Impuesto Sobre la Renta, Ley del Impuesto Al Valor Agregado, Ley Del Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios, Ley Federal de Derechos. Código Fiscal de la Federación.

III. Laboral y de Seguridad Social: Ley Federal de Trabajo, Ley del Seguro Social.

IV. Administrativas: Ley Federal Para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (Ley Anti lavado)

Las empresas cumplen obligaciones fiscales que tienen un impacto la operación aduanera, tales como: Contabilidad Electrónica, Deducción fiscal de las mercancías importadas, Declaraciones Informativas, Establecimiento Permanente, Costo de Ventas, Precios de Transferencia y Correcta Emisión de CFDI’s.

El incumplimiento a las disposiciones de carácter aduanero y fiscal pueden representar para la empresa: la pérdida de estímulos fiscales (Programas de Fomento, Certificaciones), bases especiales de tributación en el caso de las Maquiladoras (Incremento en la tasa corporativa para el pago del Impuesto Sobre la Renta), suspensión en el Padrón de Importadores, presuntivas de Utilidad Fiscal, conversión de pasivos contingentes en créditos fiscales

Por lo que dada la complejidad y especialización que involucra el área de Comercio Exterior, las empresas, sin importar su tamaño, deben de apoyarse con un especialista para la implementación de un sistema de control interno con un enfoque integral, que les permita eficientar y optimizar sus obligaciones aduaneras y fiscales y no correr riesgos innecesarios.

El autor es Miembro de la Comisión Fiscal del Instituto de Contadores Públicos de Nuevo León (ICPNL).

Opine usted: vvazquez@ftc58.com.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.