Monterrey

Impacta el dólar a la industria: Caintra

Una encuesta de la Cámara de la Industria de la Transformación de Nuevo León sobre las expectativas económicas en la manufactura del estado revela que la volatilidad del tipo de cambio avanzó como el segundo factor que obstaculiza las operaciones de las empresas.
Juan Antonio Lara
18 agosto 2015 21:11 Última actualización 19 agosto 2015 5:0
dólar (Bloomberg/Archivo)

Parte de la afectación se refleja en el índice del precio de las materias primas. (Bloomberg)

MONTERREY.- El entorno internacional adverso, especialmente la volatilidad del tipo de cambio, ha comenzado a tener un impacto sobre la actividad manufacturera en Nuevo León.

De acuerdo con la encuesta mensual de la Cámara de la Industria de la Transformación de Nuevo León (Caintra) sobre las expectativas económicas en la manufactura del estado, la volatilidad del tipo de cambio avanzó como el segundo factor que obstaculiza las operaciones de las empresas.

En junio era mencionado por el 25 por ciento de los entrevistados, mientras que en julio la proporción llegó al 37 por ciento.

Parte de la afectación se refleja en el índice del precio de las materias primas, que se mantiene en expansión, reflejando un incremento reiterado en los precios.

La contención de precios de las empresas por la afectación del tipo de cambio ha evitado hasta ahora trasladar este efecto a los consumidores.

Alberto Hernández, director de Vidrio y Cristal de Vitro, dijo en entrevista que la volatilidad cambiaria ha perjudicado a la empresa.

“Nos ha afectado mucho, ya que prácticamente el 100 por ciento de nuestra materia prima está en dólares. Los energéticos, tanto gas natural como energía eléctrica, están dolarizados. Entonces, sí ha tenido un efecto importante en nuestra estructura de costos”, indicó el directivo de Vitro.

MENOR CRECIMIENTO EN PRODUCCIÓN

El reporte de Caintra señala que en cuanto a la producción, continúa el crecimiento pero a un menor ritmo. El índice de volumen físico se encuentra en los 51.08 puntos, menor a los 51.53 que tenía en junio.

Ante esto, las empresas han reducido su capacidad utilizada, cuyo índice acumula dos meses en contracción, señalaron los altos directivos de las compañías que fueron encuestados por la Cantra.

Aparentemente el crecimiento se mantiene por los nuevos pedidos donde el índice ha mostrado un ligero repunte.

Por tercera vez en el año, el índice de número trabajadores se redujo por debajo de los 50 puntos, confirmando una tendencia de desaceleración en las contrataciones iniciada desde mayo de 2015.

Se suma a esta situación una caída en las empresas que invirtieron durante julio.

Además de la volatilidad cambiaria, otro factor que obstaculiza a las empresas, de acuerdo con este reporte, es el de la actividad económica débil, según lo manifestó el 41.24 por ciento de los directivos encuestados.

Una menor demanda externa y la carga fiscal federal, fueron los otros dos obstáculos que mencionaron los empresarios en esta encuesta.