Hoteleros acusan a manufactura de “pirateo”
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Hoteleros acusan a manufactura de “pirateo”

COMPARTIR

···

Hoteleros acusan a manufactura de “pirateo”

“Nos están pirateando de la industria manufacturera a recepcionistas, porque saben inglés; a meseros y a recamaristas, para el área operaria o de limpieza”, especificó el presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, Hector Horacio Davila Rodríguez.

Magda Guardiola
11/07/2018
Hoteles

El sector hotelero de la región sureste de Coahuila acusó este martes al sector manufacturero de “pirateo de personal”; en materia de rotación, los hoteleros reportan un alto porcentaje.

“Nos están pirateando de la industria manufacturera a recepcionistas, porque saben inglés; a meseros y a recamaristas, para el área operaria o de limpieza”, especificó el presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles, Hector Horacio Davila Rodríguez.

El líder empresarial descartó que la rotación que estiman es de hasta 8 por ciento en el sector, esté relacionada con los sueldos y prestaciones que ofrecen a los trabajadores, pues aseguró se encuentran dentro de los mismos montos, mil 500 pesos semanales.

“Estamos analizando la posibilidad de hacer un incremento en sueldos, uno pequeño y con mucho esfuerzo; esto como estrategia de retención de personal, porque para el sector el impacto de la rotación se da en la capacitación de los trabajadores”.

Dijo que la rotación se registra en los primeros seis meses de trabajo, los mismos que los empleados han pasado un período de prueba de tres meses, que antecede a cursos de inducción al sector y capacitación en áreas precisas.

“A los seis meses es cuando notamos que se registra la rotación, eso nos impacta claro en economía, porque hay que capacitar a los trabajadores; cada capacitación nos cuesta a los patrones cuatro mil pesos por empleado de nuevo ingreso”.

El sector hotelero y el manufacturero en la entidad cuentan con una “lista negra” de trabajadores que constantemente rotan en empleos; el fenómeno de acuerdo al empresario, comenzó en el sector manufacturero, y cuando los empleados ya no pudieron realizar “el chapulineo”, optaron por brincar de sector.