Hidrocarburos: Urge aumentar la producción interna
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Hidrocarburos: Urge aumentar la producción interna

COMPARTIR

···

Hidrocarburos: Urge aumentar la producción interna

El aumento de los precios internacionales del petróleo, como todo producto, tiene sus beneficios para algunos, pero también tiene sus contras para otros.

Opinión MTY HABLANDO DE ENERGÍA CARLOS R. VILLAREAL
02/08/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Carlos R. Villareal.Fuente: Cortesía

Estimado lector hace apenas unos días, algunas de las empresas petroleras más importantes dieron a conocer sus resultados financieros del segundo trimestre del presente año y todo muestra que se va hacia una recuperación en el sector, a nivel global, así como también a una perspectiva favorable para el aumento de las inversiones en proyectos energéticos.

Después de la caída de los precios de petróleo en el 2014, la reciente recuperación de los precios del barril está permitiendo que empresas como Chevron reporten ganancias en su segundo trimestre o como BP (British Petroleum), quien pudo incrementar sus dividendos por primera vez desde el 2014.

En el caso de PEMEX, la empresa muestra en su último trimestre un incremento en sus ingresos, derivado de un aumento del 20.5 por ciento en sus ventas en México y de un incremento de un 67.2 por ciento en sus ventas de exportación, en comparación con el mismo periodo del año anterior, sin embargo, el alza en ventas no se debe a un incremento en sus niveles de producción, sino que los ingresos adicionales correspondientes a las ventas en México son originados por la liberación de precios en el sector y el creciente aumento de los mismos, mientras que los ingresos por exportación son derivados principalmente a la recuperación de la mezcla mexicana con un aumento en su valor del 44.8 por ciento, con respecto al año anterior, y de un repunte del 15 por ciento en las exportaciones de crudo pesado (Crudo Maya).

El aumento de los precios internacionales del petróleo, como todo producto, tiene sus beneficios para algunos, pero también tiene sus contras para otros. En el caso de PEMEX, el beneficio se ve reflejado con un incremento en sus ingresos derivados de la exportación de crudo, sin embargo, hay que recordar que México importa alrededor del 70 por ciento de las gasolinas, por lo que la misma recuperación del precio del petróleo incrementará los costos de importación de los combustibles y provocará que se traslade un aumento de precios hacia el consumidor final.

Hace apenas un par de días el Bank Of America recomendó a los inversionistas la posibilidad de sustituir sus inversiones en bonos federales en favor del petróleo crudo, esto derivado de la recuperación en el sector y por el sólido crecimiento que se espera para los próximos doce meses, lo anterior genera certeza para que se puedan realizar inversiones en exploración o infraestructura, algo que se había dejado caer durante los últimos cuatro años a nivel global, pero al mismo tiempo, nos indica que no se espera que los precios de los combustibles vayan a bajar. Adicionalmente a lo anterior, existe la probabilidad de que para el 2020 la demanda de petróleo suba a tal grado que no pueda ser cubierta por la oferta, lo que provocaría un encarecimiento del crudo y la posibilidad de dificultades con el suministro del mismo.

Por tales razones, el aumento de la producción interna es una herramienta estratégica que se tiene que realizar para poder lograr una estabilidad en los precios de los combustibles a nivel nacional y de igual forma, asegurar la capacidad de suministro dentro del país, al mismo tiempo que se busca mitigar los riesgos derivados de factores geopolíticos y de la misma oferta y demanda del producto a nivel internacional.

El autor es Socio del área de Hidrocarburos y Director de Estrategias Comerciales del Despacho Elizondo Cantú S.C.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.