Monterrey

“Hay interés del gobierno”

Para cambiar la calidad del aire en la ciudad, es necesaria la existencia de al menos 120 espacios como el Parque Fundidora.
Gerardo Mejía 
Investigador

Daniel Anguiano
danguiano@elfinanciero.com.mx

07 noviembre 2016 10:21 Última actualización 07 noviembre 2016 12:54
Etiquetas
Monterrey. (Cuartoscuro)

Monterrey. (Cuartoscuro)

Para el investigador Gerardo Mejía, existe un interés del Gobierno
actual por contrarrestar la mala calidad del aire de la zona metropolitana de Monterrey, motivo por el cual estableció el programa “Nuevo León
Respira”
.

“Estamos viendo mucho interés del gobierno, lo que no ha sido del todo claro es el cómo, sobre todo algunos temas como el de la verificación vehicular; que es necesario, ayuda a mantener en buenas condiciones el parque vehicular que es una fuente importante de contaminantes.

“Vimos que también se ve alineado el interés de la sociedad civil para trabajar en este tema, hay situaciones que se van a tener que negociar”, agregó.

Algunos de los frentes en los que se busca trabajar es en el caso de la movilidad, disminuir algunas rutas del transporte público que están “empalmadas”, así como el migrar algunos sistemas de abastecimiento
de combustible a gas natural y a electricidad.

También en el tema de desarrollo urbano, donde el objetivo es “dejar de pensar en horizontal y ser más verticales” y dejar con vegetación nativa algunas zonas del área metropolitana.

Por su parte, Guillermo Martínez Berlanga, ambientalista con más
de 25 años de experiencia, explicó en una entrevista con El Financiero
que a pesar de la gravedad de las condiciones ambientales de la ciudad, no existe una política de estado para contrarrestar los estragos
de la contaminación.

“No existe una política de estado en materia ambiental, es la autoridad reaccionando o mal reaccionando”, dijo.

Agregó que para cambiar la calidad del aire en la ciudad, es necesaria la existencia de al menos 120 espacios como el Parque Fundidora, esto como mínimo requisito establecido por la OMS y la UNESCO.

Añadió que en el área metropolitana de Monterrey existe un déficit de un millón de árboles y cada uno tiene capacidad de recoger entre 15 y 20 toneladas de carbono.

“Hay un desinterés absoluto por la políticas ambientales. Le quieren
cargar al auto todos los problemas y deberían organizar a los 900 mil autos que contaminan ostensiblemente, pero la única política técnica y práctica es echarlos a la basura, pero no lo van a aplicar, porque ahí se van los camiones de reparto, los cementeros y el transporte público”, comentó.

“Uno espera que conforme se va agravando el problema, se presenten
las soluciones, pero no es así”, indicó.