Monterrey

Hay incertidumbre por reguladores energéticos

El desconocimiento del papel que jugarán los organismos reguladores del sector energético en los próximos años genera incertidumbre en los industriales del ramo, asegura Humberto Cadena, presidente del Consejo de Administración de Grupo Energéticos. 
Daniel Anguiano
12 noviembre 2014 21:48 Última actualización 13 noviembre 2014 5:0
Reguladores Energéticos. (El Financiero)

Reguladores Energéticos. (El Financiero)

MONTERREY.- El desconocimiento del papel que jugarán los organismos reguladores del sector energético en los próximos años aún genera incertidumbre en los industriales del ramo, aseguró Humberto Cadena Cadena, presidente del Consejo de Administración de Grupo Energéticos.

Comentó que por el momento no existe un modelo de negocio, dado que se desconoce cuáles serán las condiciones con las que la Secretaría de Energía (Sener), la Comisión Reguladora de Energía (CRE) y la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) regularán el sector.

“Ahorita lo que tenemos, es la ley constitucional, la ley secundaria y tenemos el reglamento, pero nada más, pero dice la CRE que regulará la comercialización de combustibles, pero ¿qué voy a hacer? Esa parte es la que no sabemos cómo va a evolucionar”, dijo.

No obstante, añadió que la esperanza se mantiene, debido a que el grupo político que propuso la Reforma Energética estará en la administración federal durante los siguientes cuatro años.

“Pero no sabemos cómo va a funcionar el reglamento, sí tenemos incertidumbre, pero también tenemos esperanza, que esta reforma sea mayor que los obstáculos, porque al final, si se aventaron lo más difícil, que fue hacer la reforma, pues quisiera suponer que la implementación va a ser lo que menos problemas nos dé”, añadió.

Por otro lado, comentó que las empresas del sector que están ubicadas en el norte del país tienen una oportunidad en el mercado del transporte de combustibles, al menos hasta que existan los ductos que distribuyan al interior de la República.

“El producto se traería del norte, que es Estados Unidos, pues los que estamos cerca de la frontera, tendríamos cierta ventaja logística, porque no hay un flete, porque el día de mañana que haya un ducto, pues a lo mejor eso” empareja el marcador”, dijo.

Sin embargo, añadió que desarrollar instalaciones para entrar a este mercado requiere de inversiones grandes, las cuáles se comenzarían a dar una vez que se vayan conociendo los alcances de cada agente regulador.

TRANSPORTE, OPORTUNIDAD DE ORO

Por su parte, Santiago García, director para Latinoamérica de Macquire Bank, comentó que el mercado del transporte de combustibles en México se vislumbra como un sector prometedor.

“Es correcto, nos hemos enfocado mucho en la parte de exploración y producción de petróleo, pero una parte fundamental para nosotros también es la parte de la transportación, ya sea gas, sea crudo, del combustóleo”, señaló García en entrevista con El Financiero, en una visita que recién hizo a la ciudad.

Detalló que, “México está sumamente corto en transportación, precisamente porque tradicionalmente Pemex había preferido invertir sus excedentes en exploración y producción, entonces en la parte de transportación definitivamente hay oportunidades como inversionistas y como empresas”, dijo.

Agregó que en el futuro los agentes reguladores deberán mantener una coordinación y vinculación lo suficientemente estrechas para generar eficiencia en los trámites.

“Quizá es el reto más importante, es que para cierta toma de decisiones se va a requerir diferentes aprobaciones, dependiendo del tipo de proyecto se van a requerir aprobaciones de Sener, de CNH, de Secretaría de Hacienda, creo que el número máximo en algunos procesos, puede ser hasta cinco aprobaciones de diferentes organismos”, comentó.

De acuerdo al plan sectorial de energía del Estado de Nuevo León, la entidad mantiene 6 mil 306 kilómetros de ductos frente a los 40 mil del país, siendo uno de los principales cuatro estados en contar con ductos para la distribución de energéticos.