Monterrey

Hay 20 sitios paleontológicos sin explorar en NL

La arqueóloga del Centro estatal del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Araceli Rivera Estrada, reveló que Nuevo León cuenta con al menos una veintena de sitios paleontológicos, los cuales están sin explorar por falta de recursos para su estudio y preservación.
Osamentas

Todos están pendientes de comenzar trabajo, dijo al experta. (Cuartoscuro/Archivo)

MONTERREY.- Nuevo León cuenta con al menos una veintena de sitios paleontológicos, los cuales están sin explorar por falta de recursos para su estudio y preservación, reveló la arqueóloga del Centro estatal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Araceli Rivera Estrada.

“Todos están pendientes de comenzar trabajo, primero de identificación de lugares donde pueda haber vestigio de restos óseos y animales, posteriormente hacer labores de excavación arqueológica, para recuperar los restos y eso lleva mucho tiempo”, dijo.

Citó el caso de un sitio en el municipio de Montemorelos, cuya ubicación mantienen como “secreto de Estado” para su estudio, toda vez que yacen restos de mamuts, caballos, llamas, bisontes y camellos.

Al no estar destruido, este yacimiento paleontológico representa el más importante de Nuevo León, al encontrarse también puntas paleolíticas utilizadas por amerindios que datan de 10 mil años antes de Cristo, expresó.

Su exploración, tan sólo en este sitio identificado sólo como “Mohínos”, llevará “varias temporadas, por lo menos unos tres o cuatro años y necesitamos recursos para pagar a gente que nos ayuden a excavar, eso es lo que es más costoso”, detalló.

Una vez que se recolectan los restos, “en el laboratorio hacer la limpieza en los huesos, quitarles el sedimento, protegerlos con unos químicos con los que nos ayudamos a que se conserven y no se fracturen con el cambio de temperatura que llegan a tener”, explicó.

“Es algo muy difícil, por eso, a diferencia de lo arqueológico, lo paleontológico significa mucho más trabajo, más recursos, es algo más delicado que lo arqueológico todavía”, dijo la investigadora del Centro INAH en Nuevo León.
Se cuentan con registros de yacimientos paleontológicos en municipios como General Bravo, Doctor Coss, China, General Terán, Linares, Galeana, Aramberri, Zaragoza y Montemorelos, indicó.

“En los que hemos identificado, se tratada nada más de mega fauna, en el caso de General Bravo, de Montemorelos, tenemos asociación humana con mega fauna, lo que remonta a la ocupación indígena en Nuevo León, tal vez más de lo que pensábamos, más de ocho mil, nueve mil años”, dijo.

Al mismo tiempo, agregó, “la existencia de mega fauna, más tardía de lo que se supuso, tal vez entre ese periodo, entre ocho y nueve mil años, pudo haber habido mamuts, había llamas o camellos, por ejemplo”.