Monterrey

Hanwha planea nueva planta en México y ampliar la de NL

Provee componentes de termoplásticos a Kia Motors.
SONIA CORONADO
scoronado@elfinanciero.com.mx
02 diciembre 2016 9:39 Última actualización 02 diciembre 2016 9:41
Etiquetas
Proyección

Los directivos prevén incrementar su cartera de clientes en el país en los próximos años

Hanwha, el fabricante coreano de componentes automotrices termoplásticos, ya analiza la construcción de una nueva planta en el país para poder abastecer a más clientes, tanto en México como en el
mercado norteamericano, dijo Sun Suk Lee, presidente de la empresa.

El directivo mencionó que el proyecto será similar al desarrollado en el municipio de Ciénega de Flores, en cuanto a producción e inversión.

Entre las zonas que analizan están la del Bajío o el propio Nuevo León.

“El motivo de invertir en otra planta es para hacer negocio con otros clientes no solo con Kia, estamos pensando hacer el mismo producto para otros clientes e investigando si invertiremos aquí o en otra ciudad”, dijo con la ayuda de un intérprete.

Según información proporcionada por la compañía en los planes de corto plazo está encontrar la estabilización de la producción y calidad;
el aseguramiento de ventas y ganancias y de la base de ventas para las OEM globales.

Entre el 2018 y 2020 buscarán su diversificación tanto en clientes como en las aplicaciones y, la expansión de la producción al Norte y Sur del país.

Entre el 2021 y 2025, la empresa buscarán nuevas oportunidades de
negocio y lo expandirán a Norte y Sudamérica.

“El corporativo de Hanwha Advanced Materials tiene ocho ramas en América, Europa, y Asia, y estamos en búsqueda de nuevas
oportunidades en el mercado global, por ejemplo, tenemos un plan de expandir nuestro negocio a las regiones del centro y sur de México, en un futuro próximo”, señaló Lee.

Por otro lado, el directivo de Hanwha rechazó, que ante el amague de Donald Trump de imponer aranceles a las importaciones mexicanas,
la empresa cierre sus centros productivos tanto en México como en Estados Unidos, debido a que “confiamos en que eso no va a pasar, es muy difícil subir impuestos porque sabemos que en México hay muchas empresas de otros países (que mandan a Estados Unidos)”, apuntó.