Monterrey

Hace NL sus "pinitos" en sector vinícola

Entre los proyectos más relevantes que se desarrollan en la entidad se pueden mencionar a Valle de las Maravillas y Valle de Linares.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
06 diciembre 2017 8:31 Última actualización 06 diciembre 2017 8:31
Sector vinícola.

Sector vinícola.

Aunque Nuevo León no destaca entre las entidades altamente productoras de uva vinícola, emprendedores locales están haciendo “su luchita” para ganarse un lugar en la mesa.

Hoy día existen diversos proyectos que se desarrollan en García, Linares, Iturbide y Allende, General Terán y Montemorelos, Nuevo León donde se producen las uvas Cabernet Sauvignon, Merlot, Tempranillo, Pinot Noir, Rosa de Perú, Malbec, Shiraz, Chardonnay y Chenin Blanc, con ellas vino tinto o blanco aunque todavía en su etapa artesanal.

Por lo anterior, el Gobierno de Nuevo León a través de la Corporación para el Desarrollo Agropecuario mantiene un programa de agricultura para la reconversión de cultivos entre los que destacan el impulso a la producción de uva.

Información pública reveló que se han realizado estudios que avalan que el tipo de tierra, clima y la calidad del aire son propicios para cosechar el fruto y la producción del vino de mesa.

Cabe destacar que en el 2014 se importaron diversas variedades de uva de la región de California que ya dieron los primeros frutos.

Según expertos las vides requieren de por lo menos tres años para comenzar a producir uvas y entre cinco o seis para que sea abundante y constante.

Por su parte, el Sistema Estatal de Información para el Desarrollo Rural Sustentable señaló que al cierre del 2016 en el estado se sembró una superficie de 32 hectáreas, y de éstas alrededor de 22 hectáreas fueron cosechadas para producir 125 mil toneladas que tuvieron un rendimiento de 5.68 toneladas por hectáreas con un valor de dos millones 264 miles de pesos.

Entre los proyectos más relevantes se puede referir a los del Valle de las Maravillas y Valle de Linares.

Crean ley de fomento
A finales de octubre, el Senado de la República aprobó la creación de la Ley General de Fomento a la Industria Vitivinícola con la que se busca impulsar, fomentar, promover y difundir las actividades relacionadas al sector vitivinícola, además de generar una mayor productividad y competitividad de la actividad en el país.

En su contenido se establece la creación de la Comisión Nacional de Fomento a la Industria Vitivinícola, la cual será un órgano público de consulta para conocer y dotar de la información pública gubernamental sobre el sector vinícola, vitícola y vitivinícola, teniendo el carácter de Comisión Intersecretarial en coordinación con las Secretarías de Economía y de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

1
UANL impulsa la producción de vino local

Con el objetivo de apoyar la producción de vid y vino en la entidad, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) realizó recientemente la tradicional Vendimia 2017.

En esta cuarta edición de la Vendimia, se destacó la labor del Centro de Investigación en Producción Agropecuaria (CIPA-UANL), en el mejoramiento de las especies, cultivo de uva y la producción de vino.

Actualmente, la máxima Casa de Estudios cuenta con tres hectáreas dedicadas al cultivo de la uva en el Campus Linares, en donde se evalúan cuatro varietales tintos y dos blancos.

Igualmente, trabaja con 11 productores para que conozcan qué vinos son los que se dan en el Noreste del país, la mejor temporada para cosechar uva y cómo obtener un producto de mejor calidad.

“Los resultados de este proyecto han superado todas las expectativas, colocándolos en un lugar destacado en el campo de la experimentación vitivinícola en el país y en el ámbito internacional”, destacó la UANL en un documento.

Aunque la UANL no comercializa su vino, al año producen más de dos mil botellas de “Alere”.

Algunos de los tipos de vinos que mejor se adaptan a las condiciones de la entidad son el Merlot, Cabernet sauvignon, Malbec y Chenin blanc.

Uvas.
1
Problemas fitosanitarios limitan la producción de uva en la entidad

​Opinión de experto, Secretaría de Desarrollo Agropecuario de NL

Nuevo León produce uva de vinificación y uva de mesa, sin embargo, ésta última, la que se consume como fruta común, tiene problemas fitosanitarios, ya que la entidad no tiene las cualidades de la zona Californiana o Mediterránea, ni los suelos fertilizados volcánicos del centro del país, además de que cuenta con un clima semiárido o seco en la mayor parte de su territorio que no es el ideal.

Durante el 2016 se cosecharon 22.20 hectáreas con una producción de entre dos y tres toneladas por cada una, la expectativa para la próxima cosecha dependerá si el invierno es traiga la temperatura suficiente de 500 horas/frío anuales, es decir, a menos de siete grados centígrados.

Asimismo, Nuevo León cuenta con pocas vitivinícolas, y las que hay son pequeñas empresas que producen uva para vino y algunas otras cuentan con variedades de uva de mesa. Sin embargo, éstas desean crear una ruta del vino con tours y otros servicios turísticos en un futuro no muy lejano.

Entre las vitivinícolas que tiene el estado están “Las Maravillas”, en el municipio de García, y “Valle de Linares”, en Linares, éstas son las de mayor consolidadación.

Aunque no están registradas, también se cuenta con pequeños productores con no más de seis hectáreas de superficie aproximadamente, que están desarrollando uva para vino en los municipios de Allende, General Terán y Montemorelos.

Cabe destacar que el Centro de Investigación en Producción Agropecuaria (CIPA), de la Universidad Autónoma de Nuevo León, en Linares, está produciendo y evaluando diferentes variedades de uva para vinos, buscando encontrar la variedad ideal para la región. Actualmente desarrollan su proceso de elaboración del vino en Viñedos Don Leo, en Parras de la Fuente, Coahuila.

También tienen un viñedo con diferentes variedades de uva para mesa en Montemorelos, el cual se desarrolló con el objetivo de evaluar diferentes variedades para producir en gran escala; sin embargo sólo algunas se han adaptado a estas condiciones climatológicas teniendo poco éxito.

Como todos los cultivos, las plagas y enfermedades presentes en los viñedos suelen considerarse un reto, sin embargo el principal reto es encontrar una variedad de uva adecuada a la región, adaptable a los inviernos cálidos, ya ultimamente éstos han sido de altas temperaturas, lo que afecta la producción, obteniendo poca cosecha.

Esta actividad, aún incipiente en la entidad, se encuentra en la búsqueda de una variedad de uva adecuada y adaptable a la región que dé mayor certidumbre a los productores, asegurando el mejor desarrollo de los proyectos. No obstante, a través del programa de concurrencia se puede apoyar con mecanización y equipamiento para la siembra y producción de uva.

Uva
1
Crece la venta del producto a granel en México

De acuerdo con el Consejo Mexicano Vitivinícola, en el 2016 la v enta de vino a granel batió récords en México con 11.5 millones de litros, un alza de 52 por ciento, lo que marcó los ingresos más alto desde 2013, al sumar 6.9 millones de dólares, un alza de 27.4 por ciento pese a una fuerte reducción de precios.

Lo anterior, implicó 3.9 millones más de litros que en 2015, apoyado por un incremento de 3.3 millones para el vino envasado y de poco más de un millón para el espumoso.

En cuanto a las importaciones, los vinos de Chile y de España se incrementaron respecto a los de Estados Unidos, aunque la suma de los tres supuso el 98.6 por ciento del volumen total importado.

México aumentó sus importaciones de vino a granel y en envases de más de dos litros un 52 por ciento en volumen y un 27.4 por ciento en valor (análisis en dólares), después de las fuertes caídas de 2014 y 2015.

Sus volúmenes importados alcanzaron los 11.5 millones de litros, lo que representó un récord, pero los ingresos de 6.9 millones de dólares están aún lejos de los más de nueve millones del 2013, cuando el precio medio alcanzó los 93 centavos por litro, frente a los 60 centavos de 2016, donde puede influir la evolución del tipo de cambio.

El vino a granel representó el 16.8 por ciento del volumen total y el 2.9 por ciento de la inversión total en vino en 2016, cuotas relativamente bajas. Sin embargo, fue el vino que más creció en términos absolutos en volumen.

Nuestro país sólo importó vino a granel desde ocho países en 2016, con claro liderato de tres de ellos: Chile, que se distancía como principal proveedor al crecer alrededor del 86 por ciento en volumen y del 66 por ciento en valor, hasta los 7.5 millones de litros y los 3.2 millones de dólares.

Le sigue España, con alzas que rozaron el 30 por ciento en volumen, hasta los tres millones de litros y el 20 por ciento en valor, hasta los 1.9 millones de dólares.

En tercer puesto se ubica Estados Unidos, con algo más de 800 mil litros y 1.36 millones de dólares, a precios estables.

Los vinos de Chile se vendieron hasta los 43 centavos por litro y los de España hasta los 62 centavos.

Vinícola Las Maravillas. Es uno de los principales  productores de vino artesanal en la entidad.