Monterrey

Granjas solares, opción para abaratar electricidad y emisión de carbono: IIE

En Nuevo León ya hay proyectos de este tipo, como el anunciado en octubre de 2014 por Schneider Electric, con una inversión de aproximadamente 20 millones de pesos, que permitirá el eslabonamiento de cadenas productivas en actividades de innovación.
Juan Antonio Lara / Edgar Rivera
11 marzo 2015 10:49 Última actualización 11 marzo 2015 11:5
Celdas solares

Campo Solar Experimental tendrá una capacidad instalada de 360 kW, con base en paneles solares, y una reducción de 18 toneladas de CO2 al año. (Bloomberg/Archivo)

MONTERREY.- Las granjas solares son una buena opción para los consumidores residenciales y empresariales de electricidad porque permitirán bajar el saldo en sus facturas y las emisiones de carbono, señalaron especialistas del Instituto de Investigaciones Eléctricas (IIE).

En el Segundo Seminario Regional de la CFE y la Asociación de Contratistas Eléctricos del Noreste (ACEN), los especialistas Humberto Rubén Becerra López, César Alfredo Romo Millarez y Consolación Medrano Vaca, del IIE, comentaron que, "estos esquemas de generación de electricidad están tomando fuerza en México".

Agregaron que “el IIE promueve la innovación mediante la investigación aplicada y el desarrollo tecnológico en beneficio del sector eléctrico y energético, comprometido con la satisfacción de sus clientes, la sociedad en general y la protección del medio ambiente, en el marco de la responsabilidad social del sector”.


En el mismo evento directivos de Schneider Electric México señalaron que las granjas solares permiten la articulación de cadenas productivas, como sucede en Monterrey, donde esta empresa inauguró en 2013 el proyecto Campo Solar Experimental, que ha detonado el potencial tecnológico de la ciudad, promoviendo la inversión en infraestructura —física y recursos humanos— de investigación y desarrollo, y beneficiando a la sociedad de Nuevo León en la creación de nuevos empleos de alto valor.

EL CASO DE SCHNEIDER ELECTRIC


En Nuevo León ya existen muestras de proyectos de este tipo, como el anunciado en octubre de 2014 por Schneider Electric, en donde existe una inversión de aproximadamente 20 millones de pesos para la construcción de una de una granja solar que abastecerá de electricidad al edificio de oficinas del Centro de Desarrollo e Innovación en Monterrey (CDIM), inaugurado en septiembre de 2013.

El proyecto denominado “Campo Solar Experimental” será instalado dentro del Parque de Investigación e Innovación Tecnológica (PIIT) de Nuevo León, y gracias a este desarrollo se contempla una capacidad instalada de 360 kW, con base de paneles solares, y una reducción de 18 toneladas de CO2 al año.

En una primera etapa en este proyecto los paneles fotovoltaicos y la infraestructura asociada a la red de distribución se instalarán en una superficie de cuatro mil metros cuadrados. Sin embargo, el campo solar es concebido para ser expandible, ya que cuenta con un total de 12 mil metros cuadrados de área útil.

Entre 65 y 70 por ciento de la energía será conectada a la red de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), como parte del esquema actual de autogeneración, el resto será conectado a un sistema con tecnología de baterías, para permitir su almacenamiento y posterior consumo a cualquier hora del día.