Monterrey

Gobierno del Bronco, un año de altibajos

Se cumple el primer año de Nuevo León ‘independiente’.
DANIEL ANGUIANO
danguiano@elfinanciero.com
13 octubre 2016 9:5 Última actualización 13 octubre 2016 9:6
Gobierno del Bronco

Gobierno del Bronco

Aunque en días pasados el sector industrial de Nuevo León señaló
al Plan de Austeridad y las acciones para la reestructuración de la
deuda del Estado como algo positivo de la administración de Jaime
Rodríguez Calderón
durante su primer año de gestión.

Se menciona a la renegociación del contrato con Kia Motors y el
descartar a Monterrey VI como proyecto para abastecer de agua al Estado, como otros de los aciertos en el primer año de gobierno; sin embargo, su mandato ha tenido también aspectos cuestionados por la población.

La primera pifia del Gobierno Independiente fue cuando asignaron
a José Eduardo Santos como director del DIF Estatal, nombramiento
que quedó sin efecto debido a que éste no tenía 30 años, edad que la
Ley de Asistencia Social exige para que el puesto sea ocupado.

Otra de las decisiones cuestionadas del Bronco fue su veto a la Ley
de Participación Ciudadana
, no obstante que durante su campaña,
se mostró a favor de la iniciativa.

El ‘Cobijagate’ fue un fuerte tropiezo en la administración estatal, la adquisición de un lote de 200 mil cobertores comprados al triple de su valor real. Pese a que se comprobó el ilícito, Rogelio Benavides, ex
subsecretario de administración
Gonzalo Padilla, sólo fueron multados con 7 mil 300 pesos.

Se suma el Motín del Penal del Topo Chico, donde la reacción de
gobierno fue criticada, ahí murieron 49 personas y 12 resultaron
lesionadas y seis funcionarios estatales renunciaron tras los hechos.

Las renuncias de miembros del gabinete afectaron también el paso
del Bronco; entre los funcionarios que dejaron el cargo figuran Miguel
Treviño
, quien era jefe de la Oficina Ejecutiva de Gobierno o Ismael
Rodríguez, ex presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje
.

El hecho de que la inseguridad presente incrementos en el mandato de Rodríguez Calderón es un elemento que más perjudican la percepción de la ciudadanía.

De acuerdo al Observatorio Ciudadano de Nuevo León, el robo con
violencia creció 47 por ciento en el segundo trimestre del año, por citar uno de los delitos que han ido en incremento durante la gestión del Bronco.