Monterrey

Ante violencia, el gobierno debe trabajar hasta el último día: Elizondo

El colaborador más cercano del próximo gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, Fernando Elizondo Barragán, aseveró que los hechos violentos alteran la paz, inquietan a la población y ameritan una acción muy importante de las autoridades.
Juan Antonio Lara
22 junio 2015 20:19 Última actualización 22 junio 2015 20:29
Fernando Elizondo (Cuartoscuro)

Fernando Elizondo (Cuartoscuro)

MONTERREY.- Ante los hechos violentos registrados durante el pasado fin de semana, el Gobierno actual debe ejercer su función con eficacia hasta el último día de su mandato, dijo Fernando Elizondo Barragán, coordinador ejecutivo de la Alianza por la Grandeza de Nuevo León.

“Es muy importante que las autoridades ejerzan sus funciones con eficacia hasta el último día. A veces hay la tendencia de ir soltando los mandos a medida que se acerca el final del gobierno y esto debe evitarse que ocurra”, indicó el colaborador más cercano del Gobernador electo Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”.

Comentó que los hechos violentos alteran la paz, inquietan a la población y ameritan una acción muy importante de las autoridades.

SUMA114 MIL 800 MDP IMPACTO DE LA VIOLENCIA

El impacto económico de la violencia en Nuevo León durante el 2014 ascendió a 114 mil 800 millones de pesos, lo que representa el 9.2 por ciento del PIB estatal.

De acuerdo al estudio Índice de Paz Nuevo León elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz, el 73 por ciento de las personas reportó una sensación de inseguridad en el Estado.

Otros resultados de este estudio fueron que Nuevo León se ubicó en el lugar 18 de los 32 estados del país en materia de paz, 19 en materia de corrupción y 27 en participación ciudadana.

“Entre el 2003 y 2006, Nuevo León estaba entre los primeros 10 lugares (a nivel nacional), por lo cual podemos ver cómo a pesar de una recuperación en los últimos años, todavía tenemos camino por recorrer para recuperar los niveles de paz anteriores al 2006”, dijo Patricia de Obeso, representante del Instituto para la Economía y la Paz en México.

Los delitos con arma de fuego subieron 28 por ciento, los homicidios se incrementaron 15 por ciento en Nuevo León entre el 2004 y 2014.

Explicó que el impacto económico tiene que ver con los costos directos y los costos indirectos de mantener un clima de paz y seguridad.

Entre los primeros mencionó los gastos en la policía, el Ejército, el sistema judicial, los seguros privados y los homicidios.

En cuanto a los costos indirectos de la inseguridad, mencionó las pérdidas comerciales, pérdidas salariales, el miedo y el sufrimiento de la población.

A nivel nacional, el impacto económico de la violencia en México representa el 17 por ciento del PIB.

Los estados más pacíficos, de acuerdo con este Índice, fueron Hidalgo, Yucatán y Querétaro, mientras que los menos pacíficos son Sinaloa, Morelos y Guerrero.

De Obeso agregó que se requiere un mayor combate a la corrupción en Nuevo León.