Monterrey

GIS vende su negocio de calentadores para
agua a firma japonesa

La venta contempla la planta situada en Saltillo y sus centros de distribución.
Esther Herrera
eherrera@elfinanciero.com.mx
24 mayo 2017 7:59 Última actualización 24 mayo 2017 7:59
Se  estima  que  el mercado de calentadores para agua en México  asciende a 1.4  millones de unidades anuales. (Crédito)

Se estima que el mercado de calentadores para agua en México asciende a 1.4 millones de unidades anuales. (Crédito)

Grupo Industrial Saltillo (GIS) anunció la desincorporación de su negocio de calentadores para agua Calorex, por lo que firmó un acuerdo con la empresa japonesa Rheem Manufacturing Co. (Rheem), quien adquirirá estos activos en una operación que ascienden a los tres mil 915 millones de pesos.

La venta incluye la planta ubicada en Saltillo, Coahuila, donde laboran alrededor de 800 personas, así como sus centros de distribución.

“Para GIS esta operación representa una oportunidad de enfoque y simplificación del portafolio de negocios; y para Calorex una opción de potenciar su crecimiento al sumarse a uno de los jugadores más relevantes a nivel mundial en esta industria” señaló José Manuel Arana, director general de GIS, en el comunicado emitido a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Por su parte, Ricardo Sandoval Garza, director de relaciones institucionales de GIS, comentó que esta operación representa una muy buena oportunidad de enfocarse en los negocios: automotriz, construcción y hogar (mesa y cocina).

“Nos estamos saliendo del negocio de calentadores para agua por dos factores: porque la empresa japonesa nos hizo la oferta y segundo, la compañía ha decidido concentrarse en sus negocios claves”, enfatizó el directivo.

Esta venta le brindará a la empresa coahuilense una mayor flexibilidad financiera para impulsar nuevos proyectos de inversión, indicó.

“Estamos buscando nuevos proyectos en otros negocios, o bien que hagan sinergia con la compañía, que nos den crecimiento en los segmentos donde estamos”, señaló Sandoval Garza.

Dijo que la transacción está sujeta a la autorización de la Comisión Federal de Competencia.

La empresa señaló que el dinero que recibirán por la transacción lo destinarán a alinear la estructura de su deuda en las divisas en las que opera.

Actualmente la deuda de GIS asciende a unos 450 millones de dólares.

Sandoval Garza mencionó que aún no deciden si liquidarán totalmente esta deuda o sólo una parte, y en qué porcentaje sería, y el resto lo destinarán a nuevos proyectos.

“Se está viendo qué tratamiento se le va a dar a los recursos que recibiremos por la venta del negocio, estamos evaluando eficiencias y ventajas de tasas de interés, de igual manera en plazos en el tema de deuda y ver qué nos conviene”, agregó el director de relaciones institucionales.