Monterrey

Germina el talento y cosecha potencial

OPINIÓN. Según la revista Forbes, el 2016 es el año del talento. Y seguramente la dirección de grandes empresas estarán por boga buscando mejorar sus estrategias de administración y desarrollo del talento y garantizar así sus objetivos de negocio.
AL TANTO

MONTSERRAT
ÀLVAREZ
VARGAS
11 febrero 2016 10:15 Última actualización 11 febrero 2016 10:30
Etiquetas
[Bloomberg] Los obreros aumentaron 2.5% y los empleados que realizan labores administrativas 0.8%. 

[Bloomberg] Los obreros aumentaron 2.5% y los empleados que realizan labores administrativas 0.8%.

Hoy en día la mayoría coincide en que el recurso más preciado de una empresa es el capital humano por encima de su capital en términos económicos, la imagen corporativa o inclusive su reputación.

Y posiblemente no les suene esto el descubrimiento del año; sin embargo, las mayoría de los empresarios lo olvidan a diario.

Según la revista Forbes, el 2016 es el año del talento. Y seguramente la dirección de grandes empresas estarán por boga buscando mejorar sus estrategias de administración y desarrollo del talento y garantizar así sus objetivos de negocio.

Sin embargo, les decía que las pequeñas compañías que son la mayoría, olvidan con frecuencia que lo más valioso de la empresa es su gente y el desarrollo de sus talentos.

El talento es la capacidad o aptitud para aprender con facilidad una cosa; o bien, para desarrollar con bastante habilidad una determinada actividad.

Consecuentemente, es complejo encontrar personas que formen parte de un equipo y desarrollen de manera creativa su actividad con resultados que beneficien a todos. Pero no por eso, debemos calificar el desarrollo del talento de tedioso o imposible.

De hecho y si verdaderamente estás al tanto, te darás cuenta que el talento germina por doquier dentro de tu compañía; pues democráticamente no conoce de género o condición económica. Brota espontáneamente ya sea en forma femenina o masculina, en el joven o en el viejo, en puestos privilegiados o en aquellos más ignorados. El problema no es que no haya talento, sino que no sabemos identificarlo y mucho menos desarrollarlo.

Insisto, el talento es una capacidad con la que se nace, un don con el que se nos bendice, pero también es una virtud que se desarrolla a través de los medios adecuados.

Por favor, no vuelvas a olvidar que tus empleados pueden aprender a ser talentosos!

Pues resulta irónico que busques talento en Glassdoor y LinkedIn, y potencialmente teniéndolo en tus actuales colaboradores no lo veas o decidas no escucharlos y terminar por dejarlos ir.

El talento humano es un capital intangible que otorga valor a las organizaciones. La capacidad para innovar, la creatividad, trabajar en equipo, la flexibilidad, la negociación, la capacidad técnica o profesional son talentos que como líder debes desarrollar.

Es claro que el talento debe cuidarse, regarse como a una planta, para que crezca y se desenvuelva.

Impúlsalo el talento con coordinación, dirección y organización.

* La autora es Gerente de Consultoría General en el Despacho Elizondo Cantú, S.C. (DECSC).

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.