Monterrey

Generará estación multimodal 35 mil empleos en Chihuahua

El cruce está ubicado en Santa Teresa, Nuevo México, frontera con el puerto fronterizo de San Jerónimo, ubicado al oeste de Ciudad Juárez, donde se proyecta instalar un nuevo centro urbano que albergará a más de 35 mil trabajadores.
Alejandro Salmón / Corresponsal
12 julio 2016 8:31 Última actualización 12 julio 2016 8:31
El cruce está ubicado en Santa Teresa, Nuevo México. (Cortesía).

El cruce está ubicado en Santa Teresa, Nuevo México. (Cortesía).


CHIHUAHUA, Chih.- Los gobiernos de Chihuahua y Nuevo México trabajan en la construcción de un polo de desarrollo en el cruce fronterizo San Jerónimo-Santa Teresa, donde actualmente se invierten 400 millones de dólares en la creación de una estación de transporte por parte de la empresa Union Pacific.

El cruce está ubicado en Santa Teresa, Nuevo México, frontera con el puerto fronterizo de San Jerónimo, ubicado al oeste de Ciudad Juárez, donde se proyecta instalar un nuevo centro urbano que albergará a más de 35 mil trabajadores, según lo dio a conocer el gobernador del estado, César Duarte Jáquez.

El mandatario dio a conocer que su homóloga de Nuevo México, Susana Martínez, logró el establecimiento de la estación de transporte multimodal en el cruce San Jerónimo-Santa Teresa, así como una serie de reformas legislativas para detonar esa zona como el nuevo centro de tráfico industrial entre los dos países.

Al respecto, Javier Hurtado García-Roice, director de Promoción Industrial del Gobierno del Estado, informó que la terminal multimodal detonará la inversión industrial en la franja fronteriza entre Chihuahua y Nuevo México, especialmente en los sectores electrónico y automotriz.

Ese cruce, que incluye una gran estación ferroviaria y centrales de distribución por la vía terrestre, será la solución al gran “cuello de botella” que representa el puerto de Long Beach, California, donde los barcos que traen mercancías de Asia deben hacer una fila que puede durar hasta tres meses para poder descargar, comentó.

La primera obra del nuevo cruce fronterizo fue inaugurada en mayo del 2014. Se trata de la rampa Intermodal Santa Teresa, Nuevo México, la cual fue puesta en operación por Duarte Jáquez y Martínez.

Esa instalación, que forma parte de la estación que construye Union Pacific, está ubicada en la zona fronteriza con Gerónimo, Chihuahua, a 30 kilómetros al oeste del área metropolitana Ciudad Juárez-El Paso, Texas.

Con la nueva central, será más rápido y conveniente descargar en un puerto mexicano, trasladar la carga vía ferrocarril o por tierra hasta San Jerónimo y cruzarla a Santa Teresa; de ahí, la salida hacia la costa oeste de los Estados Unidos será mucho más rápida que la espera para descargar en California, añadió.

Otra ventana de oportunidad que se abrirá con la puesta en operación de esa central multimodal es la atracción de inversión extranjera directa en el sector de autopartes.

En ese sentido, comentó que, más que atraer a una ensambladora de autos, habrá más plantas industriales de fabricación de autopartes, en lo cual Chihuahua es líder nacional.

Destacó el hecho de que el mercado de autopartes es más redituable para las armadoras que la venta del vehículo completo y, en ese rubro, Chihuahua ocupa a más de 300 mil trabajadores.

La gran oportunidad que se abre es de integrar cadenas de suministros para el sector automotriz, lo cual resultará más redituable, incluso, que la ensambladora de autos, concluyó.