Monterrey

Gastará El Bronco 9,621 mdp más a lo aprobado por el Congreso, un 12.5% más

Opinión. Mañosamente, el Proyecto de Presupuesto de Egresos para 2017 que presentan al Congreso, el cual asciende a 88 mil 900 millones de pesos, lo comparan contra el Presupuesto “Ejercido” en 2016.
COMENTARIO ECONÓMICO

MARCO A. PÉREZ VALTIER
​mperezv@perezgongora.com
30 noviembre 2016 12:11 Última actualización 30 noviembre 2016 12:13
Marco A. Pérez Valtier

Marco A. Pérez Valtier

Esta es la crónica de un engaño más al pueblo, que en su oportunidad ya lo había comentado, cuando se presentó el Proyecto de Presupuesto para este año, que entre otras cosas, incluía CERO pesos de amortizaciones de la deuda, bajo el peregrino supuesto de
que se iba a reestructurar la deuda y se obtendrían periodos de gracia, cosa que por supuesto NO ocurrió, por lo que en ese entonces apuntaba Yo que el presupuesto estaba deliberadamente SUBESTIMADO y que iba a ser superior al aprobado por el Congreso,
cosa que finalmente sucedió, aunque el sobregiro que ahora presentan es escandalosamente más elevado.

Usualmente, los sobregiros de gasto con relación a lo aprobado, provienen de mayores recursos “etiquetados” que manda la Federación, por lo que NO generan presiones de déficit, ya que son mayores gastos cien por ciento financiados con recursos federales, bueno, pues en este caso, solo el 42.8 por ciento del sobregiro de gasto que presenta el Estado en 2016, se explica por este concepto de mayores recursos
federales, ya que suman 4 mil 118 millones de pesos.

Es decir, más de la mitad del gasto excesivo que se está erogando este
año, el 57.2 por ciento, que representan 5 mil 503 millones de pesos, se
explica por una DEFICIENTE programación, seguramente asociada a una deliberada SUBESTIMACIÓN del gasto a ejercer, con propósito de maquillar una supuesta austeridad en el gasto, que ahora sabemos, nunca existió, y que representa una más de las promesas incumplidas.

En la exposición de motivos que acompaña al paquete económico que
se presenta ahora al Congreso Local, la Tesorería del Estado solo desglosa 3 mil 988 millones de pesos del sobregiro NO asociado a mayores recursos federales, donde, obviamente, el rubro del servicio de la deuda es el más abultado, con mil 219 millones de pesos, sin embargo, lo más criticable es que dejan sin explicar mil 515 millones de pesos, que NO identifican en qué se gastaron.

Mañosamente, el Proyecto de Presupuesto de Egresos para 2017 que
presentan al Congreso, el cual asciende a 88 mil 900 millones de pesos,
lo comparan contra el Presupuesto “Ejercido” en 2016, para decir que
“solo” crece 2.5 por ciento, cuando lo correcto es comparar variables similares para que sean comparables, es decir, un Proyecto de Presupuesto debe compararse contra otro proyecto de presupuesto, en este caso, el del año pasado, y no contra un Presupuesto “Ejercido” pues NO son comparables.

La realidad es que comparando el Presupuesto 2017, contra el Presupuesto aprobado para 2016, el gobierno del Bronco pretende gastar la friolera de 11 mil 823 millones de pesos más, es decir, un incremento del 15.3 por ciento, simplemente escandaloso e inadmisible, más aún cuando se nos dice hasta el hartazgo, que han recortado el gasto. Imagínese Usted, amable lector, de cuanto hubiera sido el aumento solicitado, si no hubieran “recortado” el gasto.

Ojalá que el Congreso los meta en cintura, pues no es posible tanta “holgura” presupuestal, al margen del Poder Legislativo.

* El autor es especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio Economía en Pérez Góngora y Asociados.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.