Gasolineras extranjeras no asumen riesgos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Gasolineras extranjeras no asumen riesgos

COMPARTIR

···

Gasolineras extranjeras no asumen riesgos

El producto que venden sigue siendo el mismo producto de PEMEX que hemos consumido a través de todos éstos años.

Opinión MTY hablando de energía Carlos Rubén Villarreal Mata
11/10/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Carlos Rubén Villarreal Mata Fuente: Cortesía

Estimado lector, si se ha dado cuenta, son cada vez más las marcas de expendios gasolineros que nos podemos encontrar al circular por la calle, así podemos ver marcas como BP, Exxon- Mobil, Gulf, Oxxo Gas y Total, entre otras. El mercado de combustibles en México sin duda representa una gran oportunidad de inversión para las marcas extranjeras, sin embargo, pese a la nueva llegada de competidores, no se han visto beneficios al consumidor final, al contrario, en algunas de estas gasolineras incluso el precio es un poco más elevado que en la ya tradicional marca PEMEX, que todos los mexicanos conocemos.

Lo anterior se debe a que la mayoría de los nuevos competidores de expendio lo único que han realizado es cambiar la imagen de su gasolinera a través del abanderamiento de una marca de renombre, como las mencionadas anteriormente, sin embargo, el producto que venden sigue siendo el mismo producto de PEMEX que hemos consumido a través de todos éstos años, entonces ¿A qué estamos jugando?

Actualmente en México no existe la infraestructura necesaria a gran escala para poder llevar a cabo la importación eficiente de combustibles, principalmente de gasolinas, por lo que las marcas extranjeras, de manera inteligente, lo que han buscado es disminuir los riesgos inherentes en la inversión de infraestructura y de las eventualidades derivadas por el clima político por el que nuestro país ha estado pasando recientemente, enfocándose así en aumentar su red de distribución (gasolineras), que le asegure el volumen necesario de ventas que necesitan para, ahora sí, poder justificar la inversión en infraestructura para la importación y almacenamiento de combustibles, en palabras sencillas, es como si compraras un Kínder Sorpresa sabiendo qué juguete viene adentro.

La finalidad de la Reforma Energética es el generar la infraestructura y los mecanismos necesarios para fortalecer la Seguridad Energética Nacional, el promover energía limpia y de mayor calidad para que se disminuya el impacto al medio ambiente y buscar un beneficio económico que pueda ser trasladado al consumidor final, sin embargo, hasta ahora hemos visto muy poco en estos años de apertura, pero principalmente, no hemos visto beneficios económicos para el pueblo mexicano.

Lo más seguro es que estas marcas extranjeras esperen uno o dos años más para observar el comportamiento del mercado mexicano para entonces sí empezar a realizar alguna inversión relevante; por lo pronto le anticipamos que seguirán aumentando su red de distribución y ofrecerán como valor agregado los aditivos que algunas marcas incluyen en los combustibles y promoverán sus políticas de “litros completos”, mientras de manera simultánea, aprovechan los incrementos en venta derivados del comportamiento natural e irracional del consumidor de creer que están comprando un combustible de mayor calidad a una nueva marca e imagen extranjera.

El autor es socio del área de Hidrocarburos y Director de Estrategias Comerciales del Despacho Elizondo Cantú SC. Experto en evaluación de proyectos y modelajes financieros.

Opine usted: cvillarreal@elizondocantu.mx

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.