Monterrey

Gasoducto Los Ramones revitaliza a China, NL

El alcalde de China, Nuevo León, César Cantú, aseguró que el desarrollo del gasoducto de Los Ramones, que atraviesa por municipios del noreste de la entidad, ha traído una nueva dinámica a estas poblaciones.
Daniel Anguiano
30 junio 2015 20:32 Última actualización 01 julio 2015 5:0
Gasoducto Los Ramones. (El Financiero)

El proyecto de Pemex contrarresta el impacto negativo que ha provocado la inseguridad en los últimos años, dijo el edil. (El Financiero)

MONTERREY.- El desarrollo del gasoducto de Los Ramones, que atraviesa por municipios del noreste de Nuevo León, ha traído una nueva dinámica a estas poblaciones.

En entrevista con El Financiero, el alcalde del municipio de China, Nuevo León, comentó que este proyecto ha traído una derrama económica importante, principalmente porque los trabajadores se hospedan y abastecen de insumos primarios de la localidad.

“Con el gasoducto que están haciendo, que pasa por aquí, estamos viendo el beneficio en que si tú vienes aquí en las tardes puedes ver que llegan camiones con trabajadores y hay comedores que los están abasteciendo, consumen en las tiendas de conveniencia que hay en el municipio”, dijo César Cantú, edil de China.

Se estima que la construcción del gasoducto Los Ramones, que inició su edificación en el 2013, implica una inversión cercana a los 2 mil 500 millones de dólares y se contempla que generará mil 500 empleos directos, más otros 3 mil de manera indirecta.

El municipio de China, junto a otras localidades del Noreste de Nuevo León, vio afectadas sus actividades en años pasados por una crisis de inseguridad que paralizó su economía y motivó a una diversidad de familias a emigrar a Estados Unidos, por su cercanía con la frontera.

El municipio está ubicado a 116 kilómetros de Monterrey, limita al Norte con General Bravo, Doctor Coss y Los Aldama; al Noroeste con Los Herrera; al Oeste con Los Ramones; al Suroeste con General Terán, y al Sur y Este con el estado de Tamaulipas.

Sin embargo, desde el inicio de la construcción del gasoducto, el rostro del municipio es otro, ya no impera la zozobra entre los pobladores, por el contrario, hay expectativa acerca del crecimiento del municipio en los próximos años.

“Tuvimos un déficit de población tremendo, porque la gente de Estados Unidos dejó de venir por la inseguridad y por otras situaciones. Pero en general, ésa es la derrama que queda para el municipio, que los trabajadores habiten y se abastezcan aquí”, añadió el edil.

El gasoducto es una joint venture entre Pemex y GDF Suez, una obra que cubrirá 291 kilómetros desde el estado de San Luis Potosí hasta Apaseo El Alto, en la entidad de Guanajuato.

Sin embargo, señala que la mayoría de los empleados que laboran en el gasoducto, no son oriundos de China, sino que es gente que las empresas involucradas contrataron en el sur del país.

“Estamos viviendo una situación complicada, en la que no hay suficientes fuentes de empleo para la gente de aquí. Y también que el gobierno americano ya los detuvo allá, antes el padre de familia trabaja en Estados Unidos y la familia estaba aquí, y vivían muy bien. Pero ya no están llegando las mismas divisas que antes”, añadió.