Monterrey

Frisa arranca su planta de
aceros especiales en García

La firma invierte 160 millones de dólares en la fábrica.
JUAN ANTONIO LARA
jlara@elfinanciero.com.mx
08 septiembre 2016 10:44 Última actualización 08 septiembre 2016 10:45
Etiquetas
Frisa

OBJETIVO. Con la puesta en operación de su acería, Frisa busca diversificar sus mercados.

Con una inversión de entre 150 y 160 millones de dólares, Frisa arrancó la producción de su planta de aceros especiales para autoconsumo, con la cual esperan sustituir importaciones por hasta 300 mil toneladas de Corea, Europa y Estados Unidos.

“Estamos en proceso de arranque, estamos haciendo las primeras
pruebas, hace 10 días hicimos la primera colada”, dijo Eduardo Garza T Fernández, presidente de la compañía regiomontana.

Lo anterior forma parte del proyecto de integración vertical donde la compañía procesará su propio acero para eliminar las importaciones.

La acería, ubicada en el municipio de García, tendrá una capacidad de producción de 100 toneladas de lingotes de acero, que van desde 30 centímetros hasta 1.5 metros de diámetro.

Al entrar en operación la planta de fundición, se estarían dejando de importar 300 mil toneladas de aceros especiales provenientes de Corea, Europa y Estados Unidos.

“Esta planta está destinada principalmente para autoconsumo, pero vamos a tener algunos excedentes, que eventualmente pudiéramos vender”, indicó el empresario regiomontano.

La firma regiomontana es el líder mundial en la manufactura de anillos rolados y forja abierta.

Entre sus principales clientes figuran empresas del sector de aeronáutica, construcción y minería, maquinaria en general, petróleo y
gas, generación de energía y energía eólica.

La compañía nació en 1971, como una empresa de forja proveyendo
horquillas y anillos de montacargas a empresas locales.

Actualmente tiene cinco plantas productoras, cuatro de ellas están en México y la otra en estados Unidos.

Cuestionado sobre los siguientes planes de Frisa, el empresario comentó que primero quieren arrancar bien esta acería.

“La acería nos va a permitir tener diversificaciones interesantes.
Comenzar a incursionar en la industria automotriz y en otros sectores
donde no estamos actualmente”, respondió.

Uno de los sectores donde más ha crecido esta empresa es el aeroespacial, gracias a los contratos de largo plazo que ha firmado
con las Manufactureras de Equipo Original (OEM´s por su siglas en
inglés), por lo cual planea incrementar su capacidad productiva para un crecimiento sostenido en los siguientes años.

Esta división contribuye con el 20 por ciento de los ingresos de la
empresa y la expectativa es que siga incrementándose en los próximos
años.

En una entrevista reciente con El Financiero, Carlos Gutiérrez, director de la División Superalloys de Frisa, la división aeroespacial de la compañía, señaló que la empresa produce anillos forjados de aleaciones de níquel y titanio, cuya aplicación principal son componentes de turbinas de avión.

Entre los principales clientes la compañía se encuentran los grandes
OEM’s de turbinas de avión tales como: Rolls Royce, GE Aircraft
Engines
, Pratt & Whitney, Snecma, sus RRSP’s (Risk and Revenue
Sharing Partners), así como otras compañías Tier 1 y Tier 2 de la industria aeroespacial.

Frisa forma parte del sector aeroespacial desde el 2003.

>