Monterrey

Fisco dificulta a contribuyente la incorporación a la formalidad

Gerardo González, propietario de un taller mecánico en la colonia Nuevo Repueblo en Monterrey asegura que si la tasa de informalidad asciende a niveles cercanos al 60 por ciento, es en parte porque el fisco no ofrece condiciones atractivas para que la comunidad se incorpore al régimen fiscal.
Daniel Anguiano
19 abril 2015 22:30 Última actualización 20 abril 2015 5:0
[También, ratifica la General de Contabilidad Gubernamental / Bloomberg]

El problema es que la carga es muy pesada, dicen contribuyentes. (Bloomberg)

MONTERREY.- Si la tasa de informalidad asciende a niveles cercanos al 60 por ciento, es en parte porque el fisco no ofrece condiciones atractivas para que la comunidad se incorpore al régimen fiscal, asegura Gerardo González, quien es propietario de un taller mecánico en la colonia Nuevo Repueblo en Monterrey.

Por su parte, Alejandro Dávila, quien trabaja en un mercado rodante donde vende conservas de alimentos que él mismo elabora, señala que prefiere permanecer así, antes de pagar impuestos que considera elevados.

“El problema es que la carga es muy pesada, imagínate para nosotros pagar el seguro de los empleados, el Impuesto Sobre Nómina, más el ISR (Impuesto Sobre la Renta) como lo hacen las empresas grandes, pues no sale”, dijo el propietario del taller, quien cuenta con tres trabajadores, mismos que no están registrados ante el IMSS.

No obstante, señala que si existiera otro esquema, que le permitiera una mejor maniobra de los recursos, no dudaría en cumplir con todo lo que demanda un esquema formal.

Por su parte, Dávila señaló que él gana entre 15 y 20 mil pesos al mes por vender productos de origen estadounidense en los mercados rodantes; mismos que compra en Estados Unidos y por los que no paga un gravamen de importación.

En este sentido, los especialistas sostienen que la autoridad debería considerar otro esquema de contribución en el que predomine la equidad, y sea la mayoría de la población la que contribuya, sobre todo ahora que el ingreso se vería afectado por las condiciones de los petroprecios.

“Para incrementar el número de contribuyentes el SAT (Sistema de Administración Tributaria) necesita utilizar la información que actualmente ya tiene a través del sistema financiero y derivada de la ley anti lavado”.

“Pues con la simple compulsa de esos datos ya puede identificar a aquellos que están realizando actividades económicas en efectivo o por medios electrónicos y no están dados de alta”, comentó Luis Florentino Elizondo, subdirector de Despacho Elizondo Cantú.

Por otro lado, mencionó que el atractivo para aquellos que se encuentran en la economía informal, es el hecho de tener virtualmente márgenes de utilidad mayores en su correspondiente negocio.

Las nuevas disposiciones de la autoridad, como el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) para los pequeños contribuyentes, tampoco ha acelerado la captación de más elementos a la economía formal.

Patricia Torres, vendedora en un mercado rodante, señaló que “las autoridades quieren que nos demos de alta en Hacienda mediante el esquema del (RIF), pero en muchas ocasiones no tenemos forma de comprobar nuestros gastos y cómo los vamos a deducir”.

Explicó que “el delegado del mercado nos cobra una cuota cada mes por concepto de uso de piso, pero no nos da comprobante de este pago, nos muestra un recibo donde se pagó el piso para el mes, pero de todo el mercado, es decir, es un recibo general, no nos los da de manera individual, así de qué forma voy a hacer deducible este pago”.

Comentó que así como éstos, hay una multitud de gastos que no se pueden deducir y comprobar, y hay un problema a la hora de registrarse ante el RIF y hacerle ver que no todo ingreso es utilidad.

“Con todos estos detalles es imposible que uno se registre en el RIF para dejar la informalidad, pero si andamos aquí es porque el gobierno no genera las plazas de trabajo suficientes y desafortunadamente comemos tres veces al día, siete días a la semana, y de algún lado tenemos que sacar para ello”, concluyó.

Por su parte, Bernardo Elizondo Ríos, presidente de la Academia de Derecho Fiscal de Nuevo León, señaló que la autoridad debe replantear su forma de recaudar, de manera que sea más fácil para el contribuyente hacer sus tributaciones.

“El fisco debe establecer un sistema más sencillo, para recaudar y para cumplir. Creemos que el SAT (Sistema de Administración Tributaria) va a tener que incrementar sus programas de recaudación, porque tiene un alto costo que cubrir y no tiene ingresos suficientes”, comentó