Monterrey

Finanzas públicas de NL siguen complicadas

El Gobierno del Estado analiza opciones para reestructurar la deuda pública.
JUAN ANTONIO LARA
jlara@elfinanciero.com.mx
15 febrero 2016 9:25 Última actualización 15 febrero 2016 9:38
Carlos Alberto Garza Ibarra

TITULAR. Carlos Alberto Garza Ibarra, Secretario de Finanzas y Tesorería General del Estado.

La situación de las finanzas públicas de Nuevo León es compleja aún, sobre todo por el peso de la deuda estatal heredada de la pasada administración, pero el Gobierno del Estado analiza opciones para reestructurar estos montos que ascienden a 65 mil millones de pesos.

En entrevista con El Financiero Monterrey, Carlos Alberto Garza Ibarra, Secretario de Finanzas y Tesorería General del Estado, señaló que este año tienen proyectado un déficit de 6 mil 600 millones de pesos y esto obliga al estado a ser más eficiente, tanto en la parte del gasto como en sus ingresos.

En cuanto a la deuda pública, el Tesorero del Estado comentó que están consultando con varios asesores para tomar la mejor decisión.

“Aunque no hemos tomado la decisión, no queremos que en el momento que decidamos irnos por algún apoyo tanto legal o financiero, sobre todo legal, que es la parte más compleja, no estemos preparados”, indicó.

Dijo que han visto a cinco grupos de asesores y van a consultar tres o cuatro más para ver cuál les ofrece las mejores condiciones para reestructurar la deuda.

“Pero esto no es un hecho, porque en nuestro análisis interno tenemos algunas dudas de si va a ser el mejor momento para la reestructura. Está tan volátil la situación, que no tenemos certeza de que sea el mejor momento para esto”, refirió el funcionario.

Mencionó que están definiendo si lo que conviene es reestructurar algunos créditos este año y en el 2017 esperar, cuando tal vez sea más conveniente utilizar el aval que establece la Ley de Disciplina Financiera, que es una garantía soberana.

“En un contexto mucho más estable, a lo mejor la decisión sería más simple, pero ahora no tenemos ese panorama totalmente resuelto”.

Dijo que además del déficit, tienen que enfrentar distorsiones que se pueden ocasionar por una baja en las aportaciones federales, que por ejemplo en enero cayeron un 10 por ciento contra el mismo mes de 2015, cerca de 220 millones de pesos.

“De hecho, Nuevo León fue uno de los que menos le afecto la baja, porque tuvimos un efecto favorable en el crecimiento poblacional que se utiliza en la fórmula”, explicó.

Esto se compensó con un incremento del 21 por ciento en los ingresos propios del Estado, que subieron de 1,937 millones de pesos a 2 mil 346 en enero del 2016 contra el mismo mes de 2015.

“Esto nos generó un efecto favorable de casi 190 millones de pesos, pero bueno esa es la parte de nuestro esfuerzo, sin embargo no estamos aislados. Si sigue así, nos va seguir pegando”.

MEJORAR LA CALIDAD DE LA DEUDA
Dijo que el objetivo de la reestructura es tener mejores términos de la deuda y alargar los plazos a fin de tener más flujos y menores pagos.

El gobierno enfrenta un problema de deuda con proveedores que asciende a 1,800 millones de pesos, cifra que puede incrementarse.