Monterrey

Favorecen a Peña Nieto los programas de formalización de empleos en NL

Expertos dicen que las mayores plazas no obedecen a nuevos puestos.
ALEJANDRA MENDOZA
amendoza@elfinanciero.com.mx
19 septiembre 2016 9:2 Última actualización 19 septiembre 2016 9:12
Etiquetas
Empleo

NEGATIVO. El Gobierno de Fox fue el que menor empleo generó en sus primeros cuatro años de administración, con poco más de 19 mil plazas.

En lo que va de la gestión del presidente Enrique Peña Nieto, en Nuevo León se han generado 206 mil 558 empleos formales, esta cifra
supera a la generada en el mismo periodo durante las gestiones de los dos ex presidentes panistas que le antecedieron, Felipe Calderón
Hinojosa
y Vicente Fox Quesada, lo cual se explica por la formalización del empleo.

De acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), del 1 de diciembre de 2012 al 31 de julio de 2016 en el Estado
se han generado 206 mil 550 plazas laborales; mientras que de diciembre de 2006 a julio de 2010, en la administración de Felipe Calderón, se generaron 104 mil 631 plazas; en tanto que en el mismo periodo de Vicente Fox, de 2000 a 2004, sólo se crearon 19 mil 076 empleos.

Las cifras del IMSS detallan que al mes de julio del 2004 en el Estado
había en total 949 mil 638 empleados formales contratados en las empresas, de esta cifra, el 92 por ciento son permanentes y el 8 por ciento eventuales.

Para el mismo mes, pero de 2010, existían un millón 162 mil 412 trabajadores, y de esa cifra el 89 por ciento eran formales y el 11 por
ciento eventuales. Mientras que en julio de este año los empleos registrados en el IMSS eran un millón 473 mil 569 asalariados, de esta cifra, el 90 por ciento son permanentes y el 10 por ciento eventuales.

El economista Abel Hibert explicó que a diferencia de los gobiernos
anterior, al presidente Enrique Peña Nieto le ha favorecido la formalización de los empleos, ya que el alto número de plazas de trabajo no necesariamente son nuevos ya que ha habido una formalización, por ejemplo, a través de esquemas como el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF). Además, dijo, este gobierno no ha resentido una crisis económica como le ocurrió con Vicente Fox o Felipe Calderón.

“Ese año fue bastante atípico y que no le ha sucedido a Enrique Peña Nieto. A Calderón le cayó la crisis, y a Fox, en sus primeros años de gobierno hubo una recesión en Estados Unidos y cayeron las empresas
“punto com”; y a esta administración no le ha tocado una recesión”, indicó.

Agregó que su expectativa en los próximos dos años, es que la economía tenga un crecimiento similar al registrado en los últimos años,
y que el Producto Interno Bruto pueda crecer alrededor del 3 por ciento, cifra por debajo al 6 por ciento que prometieron tener con las reformas estructurales al 2018.

Además de lo anterior, existe una vulnerabilidad en el país en cuanto a finanzas públicas, déficit fiscal y endeudamiento público, agregó.

Por su parte, José Luis de la Cruz, director del Instituto para el               Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), coincidió en que la formalización también le ha beneficiado a Peña Nieto; esto a través de nuevos programas como el Régimen de Incorporación Fiscal que ha formalizado a los pequeños negocios.

“El programa de formalización del IMSS, impulsado por la Secretaría
del Trabajo
a nivel federal, incide en estos registros de empleo.

Es algo positivo pero también indica que no son empleos nuevos sino un proceso de formalizar el existente”, señaló.

Explicó que actualmente existe una revisión importante por las
autoridades por regularizar a las empresas. A diferencia de la administración de Calderón, que se vio afectada por la crisis de 2008
y 2009, la cual causó una pérdida de plazas de trabajo importante.

De la Cruz previó que en lo que resta del sexenio podría presentarse
una desaceleración en el sector de la construcción, aunque esto
dependerá si el recorte anunciado recientemente al presupuesto federal
de 2017 le afecta al Estado.

Otro especialista, que pidió el anonimato, destacó que los gobiernos de Fox y Calderón enfrentaron situaciones económicas muy difíciles, que
afectaron la generación de empleo.

>