Monterrey

Fapsa quiere “hacer su mejor papel” en NL con nueva planta

Invierte 35 millones de dólares en primera fase de su instalación en Ciénega de Flores.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
30 marzo 2017 7:28 Última actualización 30 marzo 2017 7:28
La compañía tiene una participación de mercado del 14.6 por ciento ; la meta es  llegar al 20 por ciento en el transcurso de los siguientes tres años. (Sonia Coronado)

La compañía tiene una participación de mercado del 14.6 por ciento ; la meta es llegar al 20 por ciento en el transcurso de los siguientes tres años. (Sonia Coronado)

Buscando lograr ahorros en costos logísticos y tiempo y tener una cobertura del 80 por ciento del país, Fábrica de Papel San Francisco (Fapsa) construyó en el municipio de Ciénega de Flores su primera planta de conversión en la entidad.

El proyecto, que constará de dos etapas, producirá papel higiénico y servilletas con el que abastecerán a sus clientes, principalmente tiendas de autoservicio de la región.

Mario García Franco, presidente Ejecutivo de la compañía, dijo en su discurso inaugural que en esta primera etapa invirtieron 35 millones de dólares para generar 200 empleos directos.

De acuerdo con información de la compañía, la planta demandará al menos 1.9 millones de dólares anuales en suministros y servicios indirectos.

El 15 por ciento de la producción de conversión de Fapsa se fabricará desde la planta de Nuevo León.

García Franco explicó que el proyecto integral requerirá de una inversión de 70 millones de dólares que se aplicarán en los siguientes tres años, para generar un total de 500 empleos directos y una capacidad de producción de 45 mil toneladas anuales.

Desde el municipio de Ciénega de Flores se fabricarán las marcas comerciales de papel higiénico y servilletas Level, Hortensia, Adorable, Facial Quality, Iris, Velvet y Restaurant.

El directivo de Fapsa enfatizó que el instalarse en el estado forma parte de un plan de la compañía para tener cobertura del 80 por ciento del mercado nacional, ahorrándose costos de logística y tiempos de entrega a sus clientes, principalmente tiendas de autoservicio.

“Tenemos presencia en Nuevo León desde hace más de 20 años, pero siempre con clientes que las atendíamos desde Guadalajara o Mexicali. Nuestros principales clientes son autoservicios como Soriana, Wal-mart, HEB; además de los mayoristas, entre otros, nos estaba afectando los tiempos de entrega, es un crecimiento natural.

“Si estamos aquí es porque es una de las regiones más importantes para nosotros, de aquí atendemos incluso hasta el Bajío, con las tres plantas (Mexicali, Guadalajara y Ciénega de Flores) completamos entre el 85 por ciento del país”, dijo el directivo.

Fapsa arrancó operaciones en la entidad dentro del Parque Industrial Nexxus ADN en el municipio de Ciénega de Flores, donde construyó en un área de 27 mil metros cuadrados las primeras dos líneas de producción que arrancan con una capacidad de 12 mil toneladas al año.

De acuerdo con García Franco, Fapsa tiene una participación de mercado en México del 14.6 por ciento, lo que los coloca como el segundo productor más grande del país, sólo por debajo de Kimberly Clark.

Aseguró que el proyecto tiene como meta alcanzar el 20 por ciento del mercado nacional en los siguientes tres años.

“No todo tiene que ser crecimiento orgánico, también hay posibilidades de adquirir a un competidor en alguna parte de la República; hay dos o tres empresas que por el tamaño que tienen pudieran ser susceptibles a una adquisición. Ya hay acercamientos”, dijo, sin mencionar los nombres de las empresas.