Monterrey

Famsa crecerá en México y EU

Tanto en México como en Estados Unidos, Grupo Famsa prevé incrementar su piso de ventas, así como buscar sinergias para Banco Famsa e incrementar la presencia en otras ciudades de Verochi.
Sonia Coronado
01 junio 2015 21:29 Última actualización 02 junio 2015 5:0
Famsa (Cortesía)

Banco Famsa mejorará su salud financiera. (Cortesía)

MONTERREY.- Grupo Famsa prevé incrementar su piso de ventas tanto en México como en Estados Unidos, buscar sinergias para Banco Famsa e incrementar la presencia en otras ciudades de Verochi, su negocio de venta por catálogo Verochi.

La compañía que dirige Humberto Garza Valdéz, señala en su informe anual que al cierre de 2014 operó 295 tiendas que le reportaron 14 mil 856 millones de pesos, un decremento de 1.26 por ciento respecto al año pasado, afectado por un menor consumo en México.

“En 2015 continuaremos la ampliación del piso de ventas en México y Estados Unidos, así como la búsqueda de sinergias con Banco Famsa, para seguir apoyando el bienestar económico de nuestros clientes con servicios financieros de vanguardia”, señala la empresa.

Para este año, la cadena de tiendas de venta minorista de productos de consumo, señaló que su institución bancaria mejorará su salud financiera, gracias a diversas estrategias implementadas durante 2014.

“Banco Famsa enfocó sus esfuerzos a ampliar y diversificar las alternativas de financiamiento que ofrece, lanzando créditos al consumo, como Credinero o Prendinero; y esquemas de financiamiento acorde a las necesidades y perfiles específicos de las micro, pequeñas y medianas empresas”, explica.

Agregó que los cambios realizados en su política de otorgamiento de crédito “favorecerá la salud financiera para el banco durante el 2015, los cambios principales estuvieron orientados en generar mayores segmentaciones de clientes de acuerdo a los diferentes niveles de riesgo, considerando variables tanto sociodemográficas como la intención de compra y canal de venta”.

Estas políticas se establecieron en base a las diferentes segmentaciones de clientes, al fijar adelantos desde cinco por ciento hasta un 40 por ciento, asignar límites en los montos de crédito y distintos porcentajes en la disposición de efectivo.