Monterrey
E S P E C I A L     T A L E N T O     Y     E N E R G Í A   

Falta de personal calificado en energía "electrocuta" a NL

Ingenieros, abogados y actuarios, entre los más demandados en la primera etapa.
Esther Herrera
eherrera@elfinanciero.com.mx
20 noviembre 2017 21:28 Última actualización 21 noviembre 2017 10:33
Crédito.

Crédito.

Ante la expectativa de que a consecuencia de la Reforma Energética arriben al país en los próximos cinco años alrededor de 80 proyectos de energía renovables, la demanda de mano de obra calificada se incrementará de manera importante, y Nuevo León no tiene cómo cubrir los requerimientos de personal de las empresas que arriben a la entidad
.
Se espera que en los siguientes cinco años arriben al país al menos 50 proyectos de energía solar y otros 20 a 30 proyectos de energía eólica; lo que significaría cerca de cinco a 10 mil millones de dólares en inversión y una demanda importante de mano de obra calificada, dijo Rogelio Soto García, director general de Grupo Prodensa.

Consideró que lo que se tiene que hacer para impulsar el crecimiento de esta mano de obra, es generar un modelo dual entre las instituciones de educación superior y media superior, UTEC, para impulsar carreras enfocadas en energías alternas.

El directivo agregó que hay que platicar con las escuelas técnicas para preparar especialistas en energías renovables; y generar consciencia con las Secretarías de Trabajo y Educación.

Por su parte, el Clúster Energético de Nuevo León dijo que se ha detectado una falta de personal técnico calificado en las áreas de: hidrocarburos, electricidad y energías renovables.

Fernando Rodríguez Tovar, director del organismo, comentó que tienen un número amplio de vacantes en la parte operativa-técnica, así como la llamada “gestión de la energía”.

En la actualidad, el Clúster ha creado un comité de desarrollo de capital humano e innovación, el cual realiza un diagnóstico de la oferta educativa en materia energética disponible en el estado.

Añadió que cuando se tengan los resultados del estudio, el Clúster podrá proponer a las instituciones de educación superior y técnica sugerencias para nuevos programas educativos, así como actualizaciones de los planes de estudios.

Los resultados del estudio y propuestas se tendrán a inicios del próximo año.

Lennart Ritveld, ejecutivo en jefe de WTS Energy, señaló que en una primera línea de contratación en esta etapa las posiciones que destacan son: gerenciales para el subsector de estaciones de servicio gasolineras, directores de finanzas, gerentes de planeación o desarrollo de negocios, cadena de suministro, además de posiciones de administración y legal.

“Requerimos de licenciaturas y maestría bilingües, talento joven que tenga fogueo internacional”, indicó el ejecutivo en jefe de WTS Energy.

Sin embargo, el especialista ubica 2018 y 2019 como los años claves donde arreciará la demanda tanto de técnicos como profesionistas.

1
Ingenieros, abogados y actuarios, entre los más demandados por el sector

Con 11 licitaciones petroleras y dos subastas de energías limpias, además de otros proyectos vinculados al sector energético, las empresas que operan en la industria petrolera y de energía en el país, comienzan a demandar recurso humano calificado, el cual está centrado en esta primera vuelta en la contratación de ingenieros civiles, abogados, actuarios y operarios de maquinaria.

Lo primero que se está dando son encargados de la obra civil de los proyectos, además de abogados especializados para la interpretación de cada uno de los reglamentos que compone la Reforma Energética, así como la elaboración de los contratos para aquellas empresas que participan en licitaciones o subastas.

De acuerdo con información de las consultorías en reclutamiento de personal WTS Energy y Grupo Prodensa, desde el próximo año hasta el 2020, se requerirá el mayor flujo de personal capacitado, que incluso estiman se tendrá que importar mano de obra, tal y como empieza a suceder en esta primera etapa.

Un reporte de la firma Mercer advierte para México, un rezago que podría ser grave, pues el déficit de talento tiene más de una década, debido a la falta de capacitación.

No transmitir la experiencia y los conocimientos a los nuevos talentos por parte del personal con más años en el sector es un error que se comete en México y en el mundo, agrega el reporte.

Por su parte, Lennart Ritveld, ejecutivo en jefe de WTS Energy, una firma global experta en reclutamiento de talento para el sector energético, señaló que en México está por jubilarse una generación de recurso humano especializado en el sector y a punto de incorporarse una nueva.

“Es complicado porque estamos encontrando entre una generación con mucha experiencia que está por salir de algunas empresas para jubilarse, y una generación que está por llegar, entonces en términos de cantidad tenemos que cambiar las nuevas formas de reclutamiento porque hay menos gente disponible.

“Más cuando estamos hablando de perforación en aguas profundas, un rubro que llevará años para desarrollar talento y el cual se prevé muy complicado para encontrarlo en México”, enfatizó el directivo.

Lennart Ritveld, previó que en algún momento se dará el “pirateo” entre compañías.

“Cada vez más se va a requerir más mano de obra, trabajo de plataforma, además de plantas de electricidad, nosotros sentimos que el robo de talento es bajo en este momento, pero sí vemos que arreciará por lo que recomendamos a nuestros clientes planes de retención. Nosotros pensamos que hacia el 2019 si se va a intensificar el robo de talento”, añadió el directivo.

El ejecutivo en jefe de WTS Energy previó que en los próximos años arribarán al país inversiones alrededor de 60 mil millones de dólares.
“Es un monto grande, así que en dos años se requerirán miles de personas para emplearse en el sector”.

Señaló que hoy en día se está importando talento principalmente de Estados Unidos.

Lennart Ritveld, ve para México la entrada de mucha inversión, la cual impulsará el contenido nacional, esto es buena noticia, expresó el especialista.

Estrategia.  Puso a la venta sus plantas de cogeneración de energía eléctrica.
1
Un 80% de los empleados que se requerirán serán técnicos

De acuerdo con estimaciones de la Secretaría de Energía (Sener) y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) se requerirán al menos 135 mil especialistas en empleos directos, donde el 80 por ciento serán de perfil técnico y 20 por ciento de nivel superior y posgrados, es decir, expertos en energía en todas sus acepciones en la parte profesional.

El estudio de Prospectiva de Talento del Sector Hidrocarburos, realizado por la Sener, indica que hay 87 ocupaciones que han sido identificadas como clave para cubrir las brechas de capacidad técnica del sector en la próxima década.

Mientras que en el corto plazo, la industria mexicana de hidrocarburos enfrenta deficiencias en tres segmentos de la cadena de valor: upstream (exploración y evaluación); midstream (transporte y almacenamiento de hidrocarburos) y dowstream (refinación, distribución y venta minorista); en los dos últimos segmentos la gran necesidad se dará en el corto plazo.

En tanto que a nivel profesional son 20 las carreras que se requerirán, entre las que destacan: los ingenieros de yacimientos, geocientífico, de procesos, de perforación, de producción, ambiental y el especialista de campo.

En el proceso de transporte y almacenamiento de gas, las necesidades están asociadas a los subprocesos de mantenimiento y seguridad, y la construcción de ductos, donde destacan 17 ocupaciones clave, entre ellas: los ingenieros de procesos, de instrumentación, eléctrico y otros.

Sin embargo, muchas de las habilidades técnicas requeridas para estas ocupaciones pueden ser desarrolladas por el capital humano existente en el segmento con alguna especialización certificada.

Robin Conklen, gerente Sr. de desarrollo de negocios del Grupo Prodensa, especializados en reclutamiento de personal para el sector de energía renovable, dijo que observan un incremento importante de demanda de recurso humano en este rubro, el cual se está tomando de la industria de la construcción.

“En la zona Noreste traemos en este momento unos siete proyectos masivos del sector de energía renovable y en donde se ha requerido entre 300 a mil 200 empleos por cada uno de los proyectos”.

Son proyectos vinculados a parques solares y eólicos que se construyen en diferentes ciudades del Noreste del país, principalmente.

Ricardo Franco Romo, coordinador de desarrollo de negocios del noreste de Grupo Prodensa, consideró que lo que más están demandando son técnicos eléctricos, ingenieros para la parte de la construcción, ingenieros civiles, ingenieros mecánicos reconvertidos, ingenieros en maquinados.

Rogelio Soto García, director general de Grupo Prodensa, dijo que actualmente sólo entre un dos y cinco por ciento de toda la fuerza laboral está calificada para trabajar en el sector de energía renovable.

Demanda. Entre dos y cinco por ciento de la fuerza laboral es mano de obra calificada.
1
Maestrías y diplomados, parte de la oferta educativa

Tras la implementación de la Reforma Energética. algunas universidades como el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) y la UDEM han incluido en su oferta educativa maestrías y diplomados dirigidos a la formación de profesionistas para el sector energético del país.

El Tecnológico de Monterrey, imparte una maestría en administración de la energía y sus fuentes renovables, también cuenta con un diplomado en éste último sólo en el campus Santa Fe de la ciudad de México se han graduado 120 alumnos en tres generaciones, mientras que en Monterrey va la cuarta generación con un total de 86 profesionistas que han concluido el programa, dijo Alejandro Ibarra Yunez, profesor titular de economía y política pública del EGADE Business School y coordinador del diplomado del sector energético.

“En la Ciudad de México tenemos unos 45 que son funcionarios de CFE y 10 de Pemex o PMI. El resto en ambas ciudades, vienen de la industria. Se han graduado en estos dos años y medio 60 en Monterrey y 100 en la Ciudad México. Es un programa rápido de un año”, agregó.

Comentó que la gran mayoría se graduó de ingenieros, pero también hay alumnos de administración, finanzas, contaduría y hasta un pequeño grupo de abogados.

En Monterrey, la mayoría pertenece y sigue laborando en sus empresas, en áreas de proyectos de energía, eficiencia y ahorro de energía, comercialización de nuevos mercados, como por ejemplo renovables.

Todas las empresas están requiriendo capital humano especializado en los tres submercados: petróleo y petrolíferos; gas e infraestructura, y electricidad, incluyendo proyectos en energías limpias.

La oferta educativa se está moviendo a varios ritmos, explica Ibarra.

Agregó que las necesidades urgentes se están llenando con posgrados, especializaciones, diplomados, maestrías, y en la parte estructural las universidades están abriendo carreras.

Pilar Rodríguez Ibáñez, profesora investigadora de la Facultad de Derecho y Criminología de la UANL, señaló que en la maestría de derecho energético se han graduado 57 profesionistas y están por salir 16 más.

La catedrática comentó que muchos de los alumnos y egresados trabajan en despachos de abogados, consultorías, en el Clúster Energético de Coahuila, en Pemex, Cenace, ASEA y en el gobierno del estado.

Crédito.