Falta de inversión pública perjudica movilidad en Monterrey
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Falta de inversión pública perjudica movilidad en Monterrey

COMPARTIR

···
Monterrey

Falta de inversión pública perjudica movilidad en Monterrey

OPINIÓN. Sin inversión en opciones de movilidad, el estado de Nuevo León perderá competitividad, lo que provocará que muchas empresas comiencen a migrar hacia otros estados donde sus costos de movilidad sean menores.

VISIÓN ECONÓMICA​Jesús Garzajgarzagg@gmail.com
18/01/2018

La ciudad de Monterrey presume hoy en día en ser la más contaminada del país, con mucho tráfico y pocas opciones de movilidad.

La planeación urbana y la inversión en construcción pública ha dejado mucho que desear y el resultado puede ser muy adverso hacia adelante.

Sin inversión en opciones de movilidad, el estado de Nuevo León perderá competitividad, lo que provocará que muchas empresas comiencen a migrar hacia otros estados donde sus costos de movilidad sean menores.

Entre enero y octubre de 2017 la construcción pública en la entidad cayó en 16 por ciento, comparado con un incremento de 20.8 por ciento en el Estado de México. Este comparativo resulta interesante, ya que ambas entidades son la segunda y tercera economías más importantes del país.

Sin embargo, es importante resaltar que la inversión en movilidad es muy contrastante. Mientras que en el Estado de México se construye un tren rápido entre Toluca y CDMX, y un nuevo aeropuerto en Texcoco, en Monterrey se ha anunciado el retraso de la construcción de la Línea 3 del Metro.

Monterrey es una ciudad del tamaño de Madrid que necesita mucho más de 3 líneas de metro u otros medios de transporte y movilidad. ¿El problema es la falta de recursos?

La respuesta es no. Nuevo León en el 2016 generó más de 254 mil millones de pesos en impuestos hacia la federación, de lo cual se regresó entre participaciones, asignaciones y convenios solamente 54 mil millones de pesos. El Estado de México recibió mucho más de lo que aportó, la mayoría de éstos a través de convenios, los cuales se manejan de manera discrecional. Cabe resaltar que el año pasado el estado mexiquense celebró las elecciones gubernamentales donde se observó un aumento en el gasto público mayor a lo normal.

Si bien Nuevo León creció a tasas del 6 o 7 por ciento durante la década del 2000, la entidad ha perdido dinamismo, reportando tasas de crecimiento de solamente 4 por ciento en promedio en esta década. Es esencial invertir en obras de infraestructura para potenciar el crecimiento de la región.

A nivel país se observa una tendencia similar. En el ajuste al gasto público que se lleva a cabo desde inicios de 2015, cuando cayó el precio del crudo y presionó a las finanzas públicas federales, la mayor parte del recorte es dirigido hacia la inversión en capital. Es decir, hacia obras públicas que contribuyen al crecimiento económico. Mientras tanto, el gasto corriente sólo ha sufrido recortes menores. México crecerá a 2.1 por ciento en el 2017, y las expectativas hacia adelante no son alentadoras, sobre todo con la falta de inversión productiva.

El autor es el director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

,
Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.