Monterrey

Falso, que Monterrey VI cueste arriba de 50 mil millones de pesos: SADM

La empresa destaca que el proyecto es viable porque tiene el apoyo de la banca de desarrollo y comercial que respaldan su financiamiento. Enfatiza que el costo adjudicado es de 14 mil 161 millones 976 mil 651 pesos, 10.15% por abajo del techo financiero.
Edgar Rivera
05 marzo 2015 8:56 Última actualización 05 marzo 2015 9:5
Proyecto Monterrey VI

Asegura que resolverá en un horizonte a largo plazo el problema de suministro de agua potable. (Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey)

El proyecto Monterrey VI es viable porque cuenta con el respaldo de importantes instituciones financieras, tanto de la banca de desarrollo como de la banca comercial, y una vez revisada a detalle toda la información del mismo, han respaldado su financiamiento, indicó Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey (SADM).

En un comunicado liberado ayer muy cera de las 10 de la noche, SADM destacó que “es importante diferenciar entre el costo de la obra y el costo de la operación a lo largo de la vida del proyecto. Es falso que la obra cueste arriba de 50 mil millones de pesos, como algunos han indicado con desconocimiento”.

Explicó que en la preparación de este proyecto, que ha tomado siete años de planeación, “se han tomado en cuenta todas las especificaciones legales, técnicas, financieras, ambientales y administrativas, y se han cumplido todos y cada uno de los requerimientos y aprobaciones del gobierno federal para un proyecto de este tipo.


SADM señaló que ha ejecutado y continúa realizando muchas y muy diversas obras públicas de infraestructura que tienen un costo de ejecución, y en consecuencia, un costo de operación y mantenimiento, como plantas de tratamiento, plantas potabilizadoras, acueductos, redes de distribución, bombeos, entre otras, “por lo que el mezclar cifras de estos conceptos, sólo contribuye a confundir a la opinión pública”.

Enfatizó que “el costo adjudicado del proyecto, tal como se ha informado oportunamente, es de 14 mil 161 millones 976 mil 651 pesos, es decir mil 599 millones 417 mil 780 pesos por debajo del costo registrado en la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en enero de 2014, lo que representa un 10.15 por ciento por abajo del techo financiero.

“SADM y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) cuentan con todas las autorizaciones que evidencian y dan certeza jurídica de que el proyecto es perfectamente viable y absolutamente necesario para Nuevo León, sin embargo, y atendiendo las dudas y cuestionamientos de algunos sectores de la sociedad civil, informamos que ambas dependencias desahogaremos las mismas con toda transparencia y nos tomaremos el tiempo necesario para aclarar con argumentos técnicos a quienes tengan dudas de su importancia, trascendencia y viabilidad”.

Agregó que, “canalizaremos oportunamente a las dependencias federales correspondientes, las dudas que se encuentren fuera de nuestro ámbito de competencia, por lo que nuevamente reiteramos la invitación a que presenten de manera formal sus cuestionamientos para proceder a su respuesta y conciliar posiciones respecto a esta gran obra para Nuevo León”.

ABASTECIMIENTO DE AGUA ES PRIORIDAD

SADM señaló que el abastecimiento de agua ha sido la más alta prioridad, en virtud de la situación de escasez recurrente que ha sufrido el Estado de Nuevo León.

“Es evidente que históricamente el Estado ha padecido problemas con el suministro de agua para el desarrollo humano e industrial. Los grandes esfuerzos que se han realizado en los últimos cincuenta años, para incorporar nuevas fuentes de abastecimiento de agua potable para el Área Metropolitana de Monterrey, como las presas La Boca, Cerro Prieto y El Cuchillo, han permitido satisfacer las necesidades actuales del Área Metropolitana de Monterrey.

“Sin embargo, aún con estas grandes obras de infraestructura, la metrópoli sigue siendo vulnerable a las recurrentes sequías y a las reducciones en la captación de agua en las presas”, explicó.

SADM aclaró que “si bien pareciera que hay agua en abundancia en la actualidad, se debe a las precipitaciones atípicas que se han venido presentando en los últimos dos años, que han permitido el llenado de las presas y la recarga de los acuíferos, sin embargo, es preciso recordar que en el primer semestre de 2013 hizo crisis el grave fenómeno de sequía iniciado en la región desde 2012, que originó que las presas alcanzaran volúmenes inferiores a 19 por ciento en septiembre de dicho año, cuando se anunciaron los cortes en el suministro urbano”.

Por otro lado, señaló, debe de considerarse que el crecimiento de la población ha alcanzado niveles sin precedentes en los últimos diez años, lo que se demuestra en un incremento en el número de usuarios de servicios de agua y drenaje en el estado, de casi 50 por ciento.

“En este contexto, SADM ha elaborado el proyecto Monterrey VI para resolver en un horizonte a largo plazo el problema de suministro de agua potable al área metropolitana de Monterrey”, concluyó la empresa.