Explorar, extraer y exportar, y el alza del precio internacional del crudo
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Explorar, extraer y exportar, y el alza del precio internacional del crudo

COMPARTIR

···

Explorar, extraer y exportar, y el alza del precio internacional del crudo

Todo parece indicar que con esto, el nuevo gobierno quiere quitar los obstáculos que los organismos reguladores actuales les podrían generar. Así que el gobierno de AMLO los invita a invertir y a trabajar.

Opinión MTY S-TRUCTURA ENERGETICA Luis González Villarreal
04/10/2018
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.
Placeholder block
Luis González Villarreal.Fuente: Cortesía

Estimado lector, la nueva administración de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) quiere impulsar y agilizar la exploración y la extracción (upstream) de Pemex y de las empresas que han firmado contratos, con lo que se busca lograr el objetivo de 280 mil barriles diarios (mbd) en el sexenio entrante como producto de los contratos. Todo parece indicar que con esto, el nuevo gobierno quiere quitar los obstáculos que los organismos reguladores actuales les podrían generar. Así que el gobierno de AMLO los invita a invertir y a trabajar.

Sin embargo, surge aquí la pregunta de por qué hay prisa en que se empiecen a ver los resultados de la exploración y la extracción generados por la reforma energética. Y una de las respuestas seria que según la expectativa de precios del barril de crudo es al alza, se estima que el petróleo llegue a los 90 dólares por barril. Lo cual para los países productores de petróleo como el nuestro es una gran noticia, ya que genera mayores ingresos para la nación.

Pero como en toda ecuación surgen más retos, al aumentar los precios de la materia prima sin contar los impuestos, veremos un aumento significativo en los precios internacionales de las gasolinas, diésel, GLP, etc. Lo cual será un gran desafío para el gobierno entrante, ya que dentro de las propuestas estaba el que no existiría aumentos a los precios en los refinados.

También existe la propuesta de reactivar la refinación en México, la cual ocupa de materia prima, el importar crudo para refinarlo en el país, no se vería con buenos ojos para toda la nación, éstos son solo algunos de los motivos por los cuales la extracción y exploración estarán trabajando a marchas forzadas según los objetivos de la nueva administración.

En el downstream existe gran incertidumbre, debido a la nueva política que va más enfocada a impulsar a Pemex. AMLO se ha comprometido a destinar 14 mmdp de inversión en refinerías, como bien ha comentado se continuará con la reforma energética, pero se esperan ajustes. Ha dicho que ahora todas las gasolinas serán mexicanas, dejando como duda cuál será el futuro de la importación por particulares y el de las estaciones de servicio blancas, que algunas ya cuentan con la imagen de marcas internacionales. Algunas de ellas ya empiezan a realizar la importación de la gasolina principalmente por medio de carro tanques.

Dentro de los más importantes ajustes podrían ser en la regulación asimétrica y como existe muy poca infraestructura privada (terminales de distribución),al día de hoy para realizar la descarga de los hidrocarburos en las terminales se realiza del carro tanque directamente a la pipa, lo cual si está autorizado por la ASEA. Pero el nuevo gobierno podría cancelar la autorización por motivos de los riesgos en seguridad. Esto dejaría sin abasto a las estaciones con “bandera blanca” y tendrían que regresar a Pemex, hasta que las terminales de almacenamiento y distribución privadas estén construidas al 100 por ciento, mismas que actualmente se encuentran realizando un profundo análisis de retorno de inversión, revisando si será posible continuar ante los muy posibles cambios.

Por otra parte, también existe la duda de saber cuál va a ser la nueva política de precios, hasta el momento no se tiene una postura clara ya que existen variables en juego como el tipo de cambio, los precios internacionales de los productos refinados de petróleo, así como las políticas entrantes del IEPS, que determinan la viabilidad o no de un proyecto.

Estimado lector, que opina usted ¿Se lograra el objetivo del sexenio entrante en el cual tendremos petróleo crudo mexicano extraído por empresas internacionales y por Pemex? o ¿Tendremos únicamente gasolinas refinadas por las refinerías mexicanas sin aumentos drásticos en sus precios?

El autor es CEO de Petroland, importadora y comercializadora de combustibles en México desde Refinerías y Terminales de Texas; ex Director General de Franquicias de Pemex y constructor de Estaciones de Servicio (ES). También es miembro del Petroleum Equipment Institute y del National Associaton of Convenience Stores (PEI/NACS) y Consultor en temas de Energía.

Opine usted: lgonzalez@petrolandmx.com

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.