Monterrey

Existen condiciones para un replanteamiento fiscal

Las variaciones en la paridad del peso contra el dólar, aunado a la
caída de los precios del petróleo, generarían las condiciones para
que el aparato estatal busque alternativas fiscales para solventar
el alto gasto corriente que tiene que saldar.
Daniel Anguiano
18 marzo 2015 20:58 Última actualización 19 marzo 2015 5:0
SAT.

SAT.

MONTERREY.- Las variaciones en la paridad del peso contra el dólar, aunado a la caída de los precios del petróleo, generarían las condiciones para que el aparato estatal busque alternativas fiscales para solventar el alto gasto corriente que tiene que saldar.

Bernardo Elizondo Ríos, presidente de la Academia de Derecho Fiscal de Nuevo León (ADFNL), explicó que dentro de sus expectativas se contempla que el Sistema de Administración Tributaria explore otras formas para generar una mayor recaudación, dado que, sobre todo, el precio del petróleo, tiene un severo impacto en las arcas del gobierno.

“En el caso del precio del petróleo está marcando un déficit en las finanzas públicas que va a tener que cubrir la autoridad y en los años siguientes van a tener que buscar otras opciones para financiarse”, indicó.

Incluso, añadió el especialista, las condiciones están dadas para que se replantee una reforma fiscal.

De acuerdo a un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), desde 1993, los ingresos del estado dependen en mayor medida de la actividad petrolera, que en 2014, como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) ascendió al 7.1 por ciento.

“El gasto público se ha incrementado enormemente y en esa línea lo que creemos es que el SAT tiene una gran oportunidad de incrementar su recaudación a través de la fiscalización, entonces, creemos que eso es lo que va a hacer”, dijo.

Por otro lado, Elizondo Ríos comentó que mientras los precios del petróleo no se estabilicen, toda la expectativa de crecimiento que se tenía a raíz de la Reforma Energética, “cuelga de un hilo”.

“La reforma se aprobó en un momento en el que las condiciones no son propicias para la inversión. Sin embargo, en el largo plazo creemos que volverá a tener el atractivo”, señaló.

“El SAT va a tener que incrementar sus programas de recaudación, porque tiene un alto costo que cubrir y no tiene ingresos suficientes, está previsto un precio del petróleo arriba de 70 dólares y no son suficientes”, añadió.

Asimismo, señaló que la autoridad debe generar una reforma fiscal que sea promotora de la inversión por sí misma, con mejores tasas de impuestos, así como con el establecimiento de un sistema recaudatorio más dinámico y sencillo.

“Creemos que el banco de México está dando buenas señales en el uso de las reservas, que si bien pensamos no son suficientes”, agregó.