¿Existe Seguridad Jurídica para inmigrantes e inversores en EU?
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

¿Existe Seguridad Jurídica para inmigrantes e inversores en EU?

COMPARTIR

···

¿Existe Seguridad Jurídica para inmigrantes e inversores en EU?

Las leyes migratorias de Estados Unidos protegen a los capitales y a las personas atrás de ellos, que arriban mediante programas de inversión.

Opinión MTY Desde Texas Javier Amieva
07/05/2018
Placeholder block
Javier AmievaFuente: Cortesía

A pesar de las actuales políticas anti-inmigratorias de la actual administración Trump, y ante los posibles cambios de una posible reforma migratoria, la respuesta es categórica: las leyes migratorias de Estados Unidos (EU) protegen a los capitales –y a las personas atrás de ellos-, que arriban mediante programas de inversión destinados a hacer crecer fuentes de trabajo en áreas donde se requieren éstos y mediante programas de proyectos de inversión denominados “centros regionales” autorizados, o mediante inversiones que promuevan la expansión empresarial de la Unión Americana a través de visas de carácter empresarial.

De acuerdo con información estadística del Centro de Servicios Migratorios de Eu - USCIS, por sus siglas en Ingles-, cerca de 35 millones de inmigrantes legales viven en este país. Y muchos viven y trabajan en esta nación después de recibir residencia permanente legal (conocida como tarjeta verde o green card), mientras que otros reciben visas temporales, ya sea como estudiantes y/o trabajadores. Además, aproximadamente 1 millón de inmigrantes, no autorizados, tienen permiso temporal para vivir y trabajar en EU a través de los programas de Acción diferida –DACA, por su siglas en inglés-para niños y jóvenes que llegaron sin que esta fuera su voluntad, -con cerca de 800 mil estudiantes que podrían ser deportados por que la legislación se encuentra sub-judice, y finamente residentes protegidos por “Estatus temporal”, como es el caso de centroamericanos cuyo programa ha sido cancelado por Trump el pasado cuatro de Mayo, y deberán de abandonar el país en 18 meses.

“Durante años, las propuestas migratorias han buscado cambiar el sistema de inmigración del país de su énfasis actual en la reunificación familiar y la migración basada en el empleo, hacia un sistema basado en puntos que priorice la admisión de inmigrantes con ciertas calificaciones de educación y empleo. Estas propuestas han recibido una atención renovada bajo la actual administración – Trump-“; señala el Pew International Center, -un instituto de estudios independiente -; lo que significa que la escala y calidad de migrantes girará en los próximos años, de basarse en lazos familiares y culturales a grados de educación obtenida y hasta empresarios e inversionistas que sean de utilidad en este país.

Sin embargo, todo esto no será fácil, como decíamos al principio, existen visas denominadas EB5, para invertir en Centros Regionales, mediante una asignación de capital en riesgo que oscila entre los 500 mil y el millón de dólares, y aun así en la actualidad existe una línea de espera porque el número de visas es limitado –Vb. cuota-, el caso extremo es China, donde los inversionistas y sus familias deberán de aguardar casi 10 años en lista de espera, pero con el capital en riesgo ya depositado.

Por supuesto, que desde el punto de vista legal- y geográfico-, el caso de México es sui-generis por la vecindad a los EU y aún por la familiaridad y americanización del idioma; así que los inversionistas deciden entrar a programas de “residencia inmediata condicional” –como lo es la visa EB5-, para la familia, o el caso de simplemente extender sus negocios a EU y esperar a que éstos crezcan y se ajusten a algún formato legal de visas con el tiempo.

Sin embargo, es válido hacer notar que cualquier nueva empresa o negocio, y especialmente la compra de bienes raíces, debe de estar planeada por un abogado y de preferencia por uno que se desempeñe en el área migratoria, porque de no llevarse a cabo esto, cualquier inversión bajo determinadas condiciones, no solo no surtiría los efectos legales deseados, sino que hasta pudiere resultar negativo para futuras operaciones o ajustes de carácter fiscal o migratorio.

Además de lo útil, que espero sea a usted estimado lector esta información, -que podemos ampliar desde luego si lo requiere y nos busca-, la moraleja es que cuando se quiera atraer capitales aún con los esquemas discriminatorios que publica voz en cuello el ejecutivo estadounidense, los esquemas y conductas legislativas se ajustan a plantear seguridad jurídica para el inversionista, pero como dicen los colegas abogados, a contrario-sensu, en México resulta preocupante el hecho de que un candidato presidencial amenaza con revisar, ajustar y hasta cancelar contratos en proyectos realizados legalmente mediante los debidos procesos para los inversionistas extranjeros, y no solo aleja a ellos, sino que constituye lo que pudiera yo interpretar como malos presagios para la economía de México.

Habrá que estar al pendiente y darle seguimiento a todo esto estimado lector ¿No cree usted?

El autor es analista político en Texas, y experto en temas de la frontera México-Estados Unidos.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.