Monterrey

Erradicar corrupción e impunidad, pide
la Coparmex de NL

Aunque Turner pide a empresarios poner en su agenda el alza a los salarios.
Juan Antonio Lara
jlara@elfinanciero.com.mx
23 marzo 2017 18:38 Última actualización 24 marzo 2017 7:30
Estafeta.  César Zambrano Montemayor y Federico Pozas García, presidentes entrante y saliente de Coparmex Nuevo León, al momento de hacer el cambio de dirigencia en este organismo. (Félix Vásquez)

Estafeta. César Zambrano Montemayor y Federico Pozas García, presidentes entrante y saliente de Coparmex Nuevo León, al momento de hacer el cambio de dirigencia en este organismo. (Félix Vásquez)

La Coparmex Nuevo León lanzó un “ya basta” a la corrupción e impunidad en México y afirmó que es una “vergüenza que los pocos casos de corrupción que se llegan a perseguir lo hacen en Estados Unidos porque aquí no hay delitos que perseguir”.

En la Asamblea Anual de este organismo, César Zambrano Montemayor, presidente saliente, dijo que los problemas sociales son mucho más fáciles de atender cuando hay crecimiento económico, cuando hay más riqueza que repartir.

“Si queremos que la libre empresa crezca y alcance su potencial, tenemos que erradicar la corrupción y la impunidad, de raíz. Mientras la impunidad avanza, la impunidad crece. Ya basta”, recalcó Zambrano.

Resaltó como un logro en esta tarea la aprobación del Sistema Estatal Anticorrupción, donde se confiere poder al ciudadano para convocar y realizar el primer filtro de selección de candidatos a los puestos de Procurador y Fiscal Anticorrupción, para que luego el Congreso y el Poder Ejecutivo escojan a los más calificados.

“Esta reforma y la autonomía que implican es un gran paso, pero hay que estar atentos y darle seguimiento a las leyes que de ésta se deriven, pedirle al Poder Ejecutivo que las apruebe y las promulgue; cuanto antes, mejor”.

Agregó que el combate a la corrupción y a la impunidad “son nuestra prerrogativa; no es monopolio de políticos o partidos, somos nosotros, los ciudadanos, quienes tenemos todo el derecho y la responsabilidad de vigilar y exigir cuentas de quienes nos gobiernan”.

El ahora ex presidente de la Coparmex NL calificó como una “vergüenza que los pocos casos de corrupción que se llegan a perseguir lo hacen en Estados Unidos porque aquí no hay delito que perseguir, o más bien, no hay quien lo quiera o pueda perseguir”.

“Ahí están los casos de gobernadores huidos y sus presuntos lavadores de dinero que han sido aprendidos; pero en Estados Unidos”, refirió.

Sin embargo, Fernando Turner Dávila, Secretario de Economía y Trabajo de Nuevo León, opinó que antes de la corrupción, los empresarios deberían poner en su agenda la necesidad de incrementar los salarios de los mexicanos para reactivar el mercado interno.

“Yo, como todos mis antecesores en esta presidencia, reitero mi indignación ante la corrupción flagrante y desenfrenada que aqueja a nuestra sociedad”, declaró Federico Pozas García, nuevo presidente de la Coparmex NL.

Afirmó que “este problema, aunado a la impunidad, constituye no sólo en Nuevo León, sino en todo el país, la desgracia más apremiante que en mi opinión deber ser enfrentada y solucionada”.

Exhortó a los asistentes a la Asamblea General de la Coparmex NL a retomar los valores y principios de los primeros industriales y sus trabajadores, como son la honestidad ante toda prueba, trabajo duro, ahorro y fortaleza ante las adversidades.

Al dirigir un mensaje a los asistentes, Fernando Turner Dávila mencionó que en el Gobierno anterior saqueó al Estado y señaló que el Gobernador Jaime Rodríguez Calderón ha hecho lo posible para castigar a los culpables y seguirá trabajando para lograrlo.

“El Gobernador ha tratado de cambiar la situación de corrupción y creo que lo ha logrado, porque en este gobierno definitivamente no hay los desfalcos generalizados continuos y sistemáticos, debo decirlo, muchas veces en colusión con el sector privado”, aseveró el funcionario y empresario.

Expresó que en el resto del país, la corrupción es mayor que en Nuevo León, pero tampoco esto es para estar satisfechos.