Monterrey

Exceso de lluvias en NL generan un efecto dual

Información de la Comisión Nacional del Agua revelan que las lluvias que se registraron durante el primer trimestre de este año en Nuevo León fueron las segundas más intensas en los últimos 45 años.
Juan Antonio Lara/ Daniel Anguiano
14 abril 2015 20:52 Última actualización 15 abril 2015 5:0
Lluvias Nuevo León. (El Financiero)

Con este nivel de agua, la entidad superó al promedio nacional. (El Financiero)

MONTERREY.- Las lluvias que se registraron durante el primer trimestre de este año en Nuevo León fueron las segundas más intensas en los últimos 45 años, al acumular 142.8 milímetros en el periodo, solamente por debajo de las asentadas en el mismo lapso de 1984, cuando se acumularon 175.8 mililitros, según revelan datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

Con este nivel de agua, la entidad superó al promedio nacional, el cual ascendió a 134.2 milímetros acumulados durante el periodo comparable.

En el período en cuestión, el más lluvioso para el estado fue marzo, que acumuló 84.7 milímetros de agua, lo que representó el 59.3 por ciento de las precipitaciones totales en el año.

Sin duda alguna estas lluvias inusuales para esta época del año en Nuevo León traen beneficios para algunas empresas y sectores, pero provocan daños a algunos otros.

Entre las empresas y sectores beneficiados se pueden mencionar a las firmas que producen impermeabilizantes y/o a las tiendas que las comercializan como The Home Depot o Lowes, que están haciendo promociones con estos productos que tienen desde ahora demanda para cuando pasen las lluvias.

“Se ha movido bastante la venta de impermeabilizantes. En comparación al año pasado ha subido un 30 por ciento”, dijo Ignacio Moreno, representante de IMPAC, uno de los principales fabricantes de impermeabilizantes en México y proveedor de The Home Depot.

Entrevistado en la sucursal Miguel Alemán de esta cadena, señaló que sólo en esta tienda surten cerca de 500 cubetas de 22.8 litros por semana y el nivel casi es igual en las demás tiendas.

Otras empresas beneficiadas son las que venden llantas y los talleres de suspensiones de autos que se dañan con los baches ante el exceso de agua.

José Guadalupe Anguiano Rodríguez, propietario de Automotriz JG, destacó que “mientras están las lluvias la gente no quiere dejar el carro, pues en eso se mueven".

Pero luego, cuando pasan lo más común es que esté dañado todo lo que está relacionado con la suspensión y la dirección del automóvil, porque con tanto bache el carro se maltrata mucho”.

Detalló que la actividad crece en este período, “sí, se incrementa un poco el trabajo. Digamos que en un 10 o 20 por ciento; pero te digo, eso es hasta que deja de llover, en días como estos hay poco trabajo, porque sigue lloviendo y la gente no suelta el carro. Pero nada más que se compongan un poco los días, es cuando la gente mete el carro al taller.

“En cuanto a las llantas, pues ése es otro tema, porque las tienen que sustituir de inmediato. Si no, cómo se mueven y en las otras reparaciones con frecuencia puedes esperarte un poco más. Siempre y cuando no sea un problema mayor que impida el movimiento del carro o la conducción, lo que más se daña son partes como las juntas homocinéticas, las rótulas, las horquillas, todo lo que tiene que ver con las articulaciones de la suspensión; las marchas que están debajo del motor también se dañan”, explicó.

LLANCRETO, SOLUCIÓN A BACHES

Una de las consecuencias del exceso de agua, es el impacto sobre las pavimentaciones, que aunado al recorrido de miles de vehículos que a diario las utilizan, propician un desgaste en éstas que posteriormente se convierten en un severo problema.

Sin embargo, esta problemática podría ser en menor medida de utilizarse otro tipo de materiales para pavimentar las arterias viales, y uno de estos podría ser el llamado “llancreto”, que es una mezcla entre caucho de neumáticos reciclados, algunas fibras y concreto.

“El asfalto como tal, no es el más adecuado y aparte falla la calidad de la mezcla para ello, si se optara por pavimento de concreto con el apoyo del neumático triturado, está demostrado que es de alta resistencia tiene muchísima resistencia al impacto”, comentó el arquitecto y urbanista, Jorge Longoria.