Monterrey

‘EU criminaliza a los
migrantes desde Bush’

Señalan que política migratoria de Trump podría no ser muy
distinta a la de Obama.
DANIEL ANGUIANO
danguiano@elfinanciero.com.mx
17 noviembre 2016 8:59 Última actualización 17 noviembre 2016 8:59
Propaganda

Donald Trump prometió en su campaña deportar hasta 11 millones de personas.

Si el presidente electo de los Estados Unidos, Donald Trump, cumple con su promesa de deportar a México hasta tres millones de
indocumentados con antecedentes criminales, el riesgo de que la
violencia se incremente en las entidades del Norte del país es algo
que hay que tomarse con reservas, aseguró Benjamin Patrick Bruce,
investigador del Colegio de la Frontera Norte
.

Esto debido al tipo de “antecedente criminal” que tenga la persona
deportada, porque muchas de ellas se les consideran criminales sólo por su estatus migratorio, explicó.

“Es más el discurso que se utiliza en este momento para decir que el
presidente va a deportar a los criminales, cuando tienen una política en la que existen muchas maneras de deportar a los indocumentados.

Entonces no sé en qué va consistir su política y que sea diferente a lo
que ya se hace”.

“Porque desde hace no sé cuántos años, Estados Unidos siempre
deporta a los que tienen antecedentes criminales y lo hace rápidamente. El problema es que para mucha gente, su crimen es su estatus migratorio, porque eso fue criminalizado desde Bush”, explicó.

Por otro lado, hay quienes consideran que la propuesta de deportar
hasta 11 millones de personas es poco viable, debido al alto costo económico que significaría tomar acciones de este tipo.

Un análisis de la revista Time, usando como fuente al American
Action Forum
, señala que para deportar a 11 millones de personas,
Trump requeriría contratar a 90 mil empleados más.

Y que además tendría que contratar a 32 mil abogados migratorios,
cuando en todo el país sólo hay mil 300 litigantes en esta especialidad.

Por su parte, el diario Washington Post también realizó una estimación en la que concluyó que el costo real del muro propuesto por
Trump sería de hasta 25 mil millones de dólares.

Otro de los riesgos que se observan es el surgimiento y el
fortalecimiento de grupos de ultraderecha que atenten contra los migrantes que viven en Estados Unidos.

Tony Payán, director del Centro de Estudios sobre México del Baker Institute for Public Policy de la Universidad Rice, en Estados Unidos, comentó en una entrevista para la revista Sin Embargo, que los mexicanos, centroamericanos y demás grupos latinos están en riesgo de ser objetos de una tensión racial, demogrática y cultural.