Monterrey

Establecerán los niveles mínimos de La Boca

Director de Agua y Drenaje de Monterrey dijo que trabajan en una propuesta.
Alejandra Mendoza
amendoza@elfinanciero.com.mx
23 junio 2017 11:27 Última actualización 23 junio 2017 12:0
Funcionarios y expertos discutieron sobre el llenado de La Boca. (Cortesía)

Funcionarios y expertos discutieron sobre el llenado de La Boca. (Cortesía)

Gerardo Garza González, director general de Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, explicó que presentarán una propuesta para establecer los niveles mínimos de llenado durante temporadas.

“Se determinará un nivel que sea adecuado, primero, para Servicios de Agua de Monterrey, y con ello poder contribuir con todos los servicios con que cuenta la presa; la turística, la comercial, la social, y llegar a un acuerdo bueno para el Estado.

“Tiene que ser acorde con la temporada de lluvias, en un par de semanas podremos determinarlo”, dijo en entrevista posterior a la Mesa de Trabajo que se realizó en el Congreso local para tratar el tema del bajo nivel del agua de la presa La Boca.

Indicó que un nivel óptimo para la presa, debe ser entre un 60 y 65 por ciento, y actualmente se encuentra en un 52 por ciento.

“Es muy lenta la recuperación puesto que lo estamos haciendo a través de un ducto y un embalse, se llena con precipitaciones pluviales, la recuperación va a ser muy lenta, entre seis y ocho semanas para subir en un volumen de cuatro millones de metros cúbicos”, indicó.

Comentó que el transferir agua a la presa tiene un costo de alrededor de cinco millones de pesos, por el costo de la energía eléctrica y un derecho que se paga a la Comisión Nacional del Agua por el trasvase de un vaso a otro.

Descartó que la presa cuente con una edad de jubilación, ya que en otras entidades se utilizan hasta 80 años.

En la mesa de trabajo, el biólogo Arturo Jiménez planteó el que se realice un desazolve de La Boca, para que esto se traduzca en mayores cantidades de agua de hasta por 20 años.

Al respecto, el titular de Agua y Drenaje, indicó que sería más costoso que crear otra presa y se crearía un pasivo ambiental por desazolvar ese material.

Por su parte Óscar Gutiérrez, director de la Comisión Nacional del Agua en Nuevo León, explicó que el promedio de vida de las presas es de 50 años, aunque éstas se usan más tiempo, y recomendó el que se realice un estudio de batimetría que arroje la configuración del piso para saber qué volumen existe actualmente en la presa.

“Una presa que se mantiene llena se azolva menos, porque los residuos de los ríos aportadores se van depositando al reducir su velocidad al entrar al vaso, y al encontrarse lleno, se azolva en otras partes”, dijo.

CULTURA DEL AGUA
En otro tema, el director de Agua y Drenaje de Monterrey, dijo que multarán con ocho o 10 salarios mínimos a quien se sorprenda regando las baquetas o lavando su carro con la manquera; y se establecerán horarios para el regar los jardines.