Monterrey

ESPECIAL
Mayo y diciembre, temporada alta de consumo en Monterrey

En un día normal se preparan de 25 a 30 cabritos diarios, mientras que en la temporada alta llega hasta 40 unidades.
Alejandra Mendoza
​amendoza@elfinanciero.com.mx
03 julio 2017 8:19 Última actualización 03 julio 2017 8:20
Cabrito.

Cabrito.

La celebración del Día de las Madres, en mayo, y las fiestas decembrinas, son los meses de temporada alta de venta de cabritos, indicó Francisco Macías Verástegui, cabritero del restaurante San Carlos, el cual es uno de los lugares tradicionales para comer este típico platillo en Monterrey.

“En mayo es cuando se consume más, en el día de las madres, así como en noviembre y diciembre”, explicó Macías, quien cuenta con 40 años de experiencia preparando cabrito al pastor (a las brasas).

Mencionó que en un día normal prepara de 25 a 30 cabritos diarios, mientras que en la temporada alta llega hasta 40 unidades.

El restaurante San Carlos cuenta con más de 30 años de tradición en la venta del platillo típico, y en el proceso de selección cuidan que tenga una edad de entre a 35 y 45 días de nacido, ya que si se pasa de este periodo la carne se considera maciza.

“Se selecciona el mejor cabrito para ofrecer calidad, de ahí pasa al área de parrilla, se pone a remojar en agua natural durante 40 minutos, esto es para que el cabrito se limpie, de ahí se pasa a envarillar en la parte media, se coloca en el asador con la brasa arriba completamente; el periodo de cocimiento es de dos horas.

“También se prepara el “machito”, que se refiere al hígado, la gordura y las tripas, los cuales también se asan también al pastor, durante dos horas”, explicó.

Comentó que el cabrito es considerado un platillo típico por su sabor y su preparación.

“El sabor del cabrito de leche no se compara con ningún platillo y no se iguala a otro. Es un emblema y una distinción y no hay otro platillo que lo supere, para mí no hay otro platillo mejor o igual”, dijo.

Agregó que el sabor especial del cabrito se encuentra cuando tiene su periodo exacto de cocción, ya que si se deja avivar la llama se puede quemar y se pierde el sabor.

En cuanto a precios, un cabrito para diez personas puede costar hasta dos mil 600 pesos, servido con todas sus guarniciones.