Monterrey

ESPECIAL
La conversión, opción más barata que un auto de agencia: Natgas

En Querétaro, el 40 por ciento del transporte urbano opera con gas natural.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
20 marzo 2017 22:40 Última actualización 21 marzo 2017 7:45
Ilustración.

Ilustración.

La conversión de un automóvil de combustión de gasolina a gas natural es la opción más económica que existe en el mercado para reducir los gastos en combustible, ya que el precio de un vehículo híbrido o eléctrico es alto, dijo Josué Hernández Tapia, director general y fundador de la empresa Natgas.

“La realidad de lo que no se comenta es que, si tú comparas un vehículo híbrido contra uno convertido a gas natural, en materia de reducción de gases de efecto invernadero y otros contaminantes, genera un menor impacto un vehículo convertido que un híbrido.

“El retorno de la inversión del financiamiento es mucho menor en la conversión, por ejemplo de un taxi ronda entre los siete y nueve meses, mientras que el de un auto de agencia híbrido es de entre 48 y 60 meses”, señala.

Natgas es una de las principales compañías del país dedicada a la reconversión de automóviles y la instalación de estaciones de carga de gas natural.

Aunque aún no opera en la ciudad, dijo que están analizando la oportunidad de comenzar a abarcar el mercado en el mediano plazo, ya que Monterrey es donde existe una mayor penetración del gas natural.

“Nosotros tenemos todo el ecosistema, desde el desarrollo, el financiamiento para la reconversión, talleres y las estaciones de carga.

En Querétaro, de donde somos originarios, el 40 por ciento del transporte urbano ya opera con este combustible.

“En Monterrey apenas comienza eso, y qué bueno porque más allá del tema y la conciencia mental está la coyuntura que estamos viviendo; a todos los sectores de alto consumo o uso intensivo el tema del costo o gasto en combustible ha impactado negativamente y se encuentran en la búsqueda de alternativas más económicas y que a su vez tengan un menor impacto ambiental”, comentó.

Hernández Tapia señaló que como país se lleva un retraso de 30 años con respecto a otros de América Latina en el uso de gas natural vehicular.

Aseguró que el uso de esta tecnología no es exclusiva para taxis, flotillas y transporte público, sino también para autos particulares, sin embargo resaltó que dependiendo del consumo es lo que tardaría en recuperar la inversión.