Monterrey

ESPECIAL
“En los años 70 el cabrito se vendía en las calles y muy barato”

Dedicado a la venta de cabrito, Jesús Martínez González comentó que a diferencia de otros tipos de carnes, existen regiones en donde la producción de cabrito ocurre en dos temporadas al año.
Alejandra Mendoza
amendoza@elfinanciero.com.mx
03 julio 2017 8:15 Última actualización 03 julio 2017 8:15
El producto escasea en los meses de septiembre, octubrte y noviembre y es traído de General Terán, Linares y China, Nuevo León. (Félix Vásquez)

El producto escasea en los meses de septiembre, octubrte y noviembre y es traído de General Terán, Linares y China, Nuevo León. (Félix Vásquez)

Jesús Gerardo Martínez González se ha dedicado a la venta de cabrito desde hace 27 años en su negocio familiar “Mr. Chivo. Expendio de cabrito”, un tipo de carne que ha conservado su demanda y es una tradición en Monterrey.

Explicó que durante los años 70 era común ver en las calles a personas en carretones o en bicicleta vendiendo este animal a un precio al alcance de todos los bolsillos.

“Sí ha cambiado porque en los años 70s en la región había muchas cabras, y era muy frecuente que la gente los vendiera en las calles, había excedente, y se ofrecía a bajos precios y cualquier persona lo podía consumir.

“Había personas que lo vendían en carretón o bicicletas, pero actualmente no cualquier persona lo sabe preparar, y lo hacen al ataúd (porque es más fácil)”, mencionó.

Martínez González comentó que a diferencia de otros tipos de carnes, existen regiones en donde la producción de cabrito ocurre en dos temporadas al año.

“Escasea durante septiembre, octubre y noviembre, lo traen de General Terán, de Linares, de China, y del Norte de Coahuila, y es cuando venden, acá, en la región de la laguna es fuerte”, explicó.

Explicó que en la cadena de venta de este negocio existen entre dos o tres intermediarios, hasta que llega servido en el plato a un precio de 300 pesos por orden o hasta dos mil 400 entero.

“Como se han abierto muchos restaurantes de cabrito, ellos han aumentado el precio, por ejemplo en un restaurante una orden cuesta entre 250 o 300 pesos, y el cabrito entero asado cuesta como dos mil 300 o dos mil 400 pesos; a la gente se le hace difícil, por lo que prefiere comprarlo crudo y prepararlo”, dijo.

Agregó que un cabrito puede estar listo a partir de los 25 días de nacido, cuando tiene un peso de cuatro o 4.5 kilogramos.

“Un cabrito para asar pesa entre cinco u ocho kilogramos, éstos tienen entre 35 a 45 días después de nacido. Para el consumo al menudeo por lo regular se vende de 4.5 kilogramos”, indicó.

Un cabrito para asar pesa entre cinco a ocho kilogramos, éstos tienen un tiempo de entre 35 a 45 días de nacido”.