Monterrey

ESPECIAL
Calidad del aire
de AMM va
en detrimento

De acuerdo con el SIMA hay sólo dos zonas con calidad "regular" del aire, Obispado y el Suroeste de San Pedro.
Daniel Anguiano
danguiano@elfinanciero.com.mx
09 abril 2017 22:32 Última actualización 10 abril 2017 7:30
Monterrey

PANORAMA. Según los índices de medición, la contaminación en el área conurbada de Monterrey va en ascenso.

Hasta el 27 de marzo del presente año, el Reporte Semanal de la Calidad del Aire de Nuevo León identificó a sólo dos zonas con calidad del aire “regular” de las 10 estaciones con las que cuenta el Sistema Integral de Monitoreo Ambiental (SIMA), el resto reporta una “mala” calidad.

La zona Centro – Obispado y el Suroeste de San Pedro son las que se encontraban con la clasificación amarilla, la cual reporta una calidad “regular” del aire.

El Noroeste de García, el Norte de Escobedo, el Noreste de San Nicolás, el Noreste de Apodaca, el Sureste de La Pastora, el Sureste de Juárez y el Suroeste de Santa Catarina, presentaron alerta “naranja”, es decir, una calidad mala del aire.

El mismo SIMA explica que cuando la calidad del aire es regular, tiene un valor IMECA de 51 a 100 puntos, mientras que la calidad mala es de 101 a 150 puntos IMECA y advierte que los riesgos de una calidad regular del aire son posibles efectos adversos a la salud, en particular niños, adultos mayores y personas con enfermedades cardiovasculares o respiratorias.

Así, ante estos niveles de contaminación se recomienda limitar las actividades al aire libre, reducir el tiempo para ejercitarse al aire libre y los grupos sensibles deben permanecer en interiores, y destca que se deben tener cerradas puertas y ventanas, y a los grupos sensibles permanecer en interiores, acudir al médico si se presentan síntomas de enfermedades respiratorias o cardiovasculares.

Además, pide limitar el uso de vehículos automotores, evitar hacer fogatas y el uso de combustibles sólidos (carbón y leña), y si se es fumador, busca limitar el uso del tabaco y permanecer atento a la información de la calidad del aire.

Si la calidad del aire empeora, a la categoría de Muy mala (151 a 200 puntos IMECA) o Extremadamente mala (201 a 500), las consecuencias en la salud de la población general son inevitables.