Monterrey

ESPECIAL
Apertura eléctrica no termina por ser una realidad

La falta de definición de reglas de operación y publicación de tarifas, frenan interés de los inversionistas privados por participar en el sector.
Esther Herrera
eherrera@elfinanciero.com.mx
11 mayo 2017 7:49 Última actualización 11 mayo 2017 8:7
PANORAMA. Las empresas están esprando que se publiquen las nuevas reglas para moverse.

PANORAMA. Las empresas están esprando que se publiquen las nuevas reglas para moverse.

El arranque de la figura de suministradores calificados en el mercado eléctrico enfrenta aun vacíos y retraso en la definición de reglas de operación, afirmó un experto en el tema energético.

El punto más importante para que los privados se animen a participar bajo el esquema de suministradores calificados, es la publicación de las nuevas reglas que permitan hacer comparativos de tarifas y determinar qué precios ofrecer a sus clientes.

Jorge Arrambide Montemayor, catedrático de la Universidad de Monterrey (UDEM), consideró que justamente esto está frenando a las compañías para que se interesen y entren al mercado eléctrico.

“Mi lectura ante este retraso puede ser el factor político-electoral. Este es un año que se celebrarán comicios en junio próximo y las autoridades están esperando que pasen, ya que el propósito de la reforma energética es dejar de subsidiar todo. Lo que significa que las tarifas eléctricas subirán y el actual gobierno no quiere que esto influya en el ánimo de los electores”, indicó.

La parte política en este momento está pesando para que la apertura del sector eléctrico no fluya como se esperaba para estas fechas, sostuvo el experto en legislación eléctrica.

Prácticamente hay una especie de stand by, las empresas están a la expectativa esperando a que se publiquen las nuevas reglas para moverse. El argumento que dan estas compañías, es para que dar garantías y firmar contratos de participante de mercado si luego la autoridad sale con unas tarifas muy bajas. Entonces para que cambiarse a la figura de suministro calificado, mejor permanecer como básico, dijo Arrambide Montemayor.

Indicó que algunas empresas se aventaron, se arriesgaron hasta participar en licitaciones con los municipios esperando que se publicaran las nuevas reglas, pero al día de hoy no hay nada.

El mercado se está moviendo. Hay municipios que han licitado bajo la nueva ley, por ejemplo, en Nuevo León se tiene a Linares y San Pedro Garza García a través de licitaciones públicas. También el estado de Baja California y otros en el país, pero todavía no inician del todo por el tema de los medidores, otro aspecto que también desalienta a los participantes.

Arrambide Montemayor señaló que una empresa que opte como suministrador calificado requerirá de inversiones en promedio entre tres a seis millones de pesos.

El especialista consideró que en el futuro habrá un mercado de suministradores calificados especializados, algunos darán el servicio a municipios y gobiernos estatales, otros por giro de empresas podrán atender al segmento residencial pero bajo el esquema de suministradores básicos.

Sin duda, se va a especializar como todo. Va a ver algunos que le venderán a todo el mundo y otros que solamente se lo den a gobiernos estatales y municipales.

Indicó que la ventaja que ofrece a los particulares esta figura, es que ahora cualquier persona física o moral que cumpla con ciertos requisitos (tamaño, capital, plan de negocios, entre otros) puede vender electricidad o comercializarla a otros particulares, sin tener que generar la electricidad lo que es sumamente costoso y complejo.

El especialista ejemplificó algunas de las ventajas que da a los usuarios, entre las que destacan que recibirán electricidad más barata porque habrá competencia.

Antes sólo se le compraba a la CFE a través de tarifas establecidas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Arrambide Montemayor expresó que también falta que la autoridad emita el Manual de Liquidaciones, un tema importante porque definirá cómo se va a contabilizar las transacciones bilaterales financieras, ventas de usuarios calificados o suministradores calificados, así como los centros de carga sí serán por hora, o no, entre otros puntos.