Monterrey

Escepticismo empresarial

OPINION. Los indicadores cualitativos son valiosos instrumentos, muy usados en las economías desarrolladas, que permiten conocer de manera oportuna, casi inmediatamente después de terminado el mes en cuestión.
CESÁREO  GAMEZ

UANL
OPINIÓN
ACADÉMICA
15 enero 2016 9:51 Última actualización 15 enero 2016 10:5
Cesáreo Gámez

Cesáreo Gámez

Durante 2015 tanto la confianza como las expectativas del sector empresarial en México experimentaron ajustes a la baja, de acuerdo con los indicadores cualitativos dados a conocer por el INEGI.

El INEGI elabora Indice de Confianza Empresarial (ICE), que mide el grado de confianza de los empresarios sobre la situación del país y de su empresa y las Expectativas Empresariales (EE) constituidas por opiniones de directivos, que permiten conocer las perspectivas sobre el comportamiento de variables relevantes de los sectores manufacturero, de la construcción y del comercio.

El ICE está constituido por cinco subíndices: 1. Momento adecuado para invertir. Comparando la situación actual del país y de su empresa con la de hace un año ¿Cree que éste es el momento adecuado para que se realicen inversiones? 2. Situación económica presente del país. ¿Cómo considera usted la situación económica actual del país, comparada con la de hace 12 meses? 3. Situación económica futura del país. ¿Cómo considera usted que será la situación económica del país dentro de 12 meses?

Otros subíndices son: 4. Situación económica presente de la empresa.

¿Cómo considera usted la situación económica actual de su empresa, comparada con la de hace 12 meses? 5. Situación económica futura de la empresa. ¿Cómo cree usted que será la situación económica de su empresa dentro de 12 meses?

El ICE total del sector manufacturero no mostró variación durante 2015, el del comercio disminuyó (1.4) puntos y el de la construcción cayó (2.4) puntos, en el último mes del año que recién concluyó frente al de diciembre de 2014.

En general, el subíndice más afectado fue el del momento adecuado para invertir, que disminuyó (-3.6) puntos en el sector manufacturero, (-6.5) puntos en el comercio y (-2.8) puntos en la industria de la construcción.

En el caso de la industria de la construcción, la caída más fuerte se registró en la perspectiva sobre la situación futura de la economía del país, que retrocedió en (-5.5) puntos en el periodo de referencia.

Por subsectores de actividad manufacturera, durante diciembre pasado el ICE observó descensos en cuatro actividades industriales: derivados del petróleo, computación y aparatos eléctricos, equipo de transporte y productos metálicos.

En cuanto a las Expectativas Empresariales (EE) del sector manufacturero, se deterioraron disminuciones en lo referente a producción, capacidad instalada, demanda nacional por sus productos y exportaciones. En el EE de la construcción, disminuyeron las expectativas en lo referente al valor de las obras ejecutadas como contratista principal, subcontratista y el total de contratos y subcontratos.

El sector EE de sector comercial, por el contrario, registró incrementos en todos sus subíndices, destacando las expectativas de ventas e ingresos en general, que se incrementaron en más de dos puntos porcentuales respecto a diciembre de 2014.

Los indicadores cualitativos son valiosos instrumentos, muy usados en las economía desarrolladas, que permiten conocer de manera oportuna, casi inmediatamente después de terminado el mes en cuestión, el clima de negocios y las tendencias previsibles en los diversos sectores de la economía, orientando así a una toma de decisiones más adecuada a las circunstancias actuales, que en este momento recomiendan cautela.

Contrastes comerciales en Nuevo León.

El INEGI reportó el comportamiento del sector comercial durante octubre de 2015. En el caso de Nuevo León se observan contrastes entre el sector de comercio al menudeo y los establecimientos mayoristas.

El comercio al menudeo en Nuevo León registró un crecimiento de 7.8 por ciento en sus ventas, 8.9 por ciento en el personal ocupado y 3.3 por ciento en las remuneraciones a sus trabajadores.

En contraste, los establecimientos al mayoreo reportan una caída de (-17.9) por ciento en el mes de octubre, aunque registraron un crecimiento de 2.8 por ciento en el personal ocupado y de 7.1 puntos porcentuales en las remuneraciones pagadas.

* El autor es economista de la UANL, con Doctorado en la Escuela de Graduados de Administración y Dirección de Empresas (EGADE) del ITESM. Es profesor de la Facultad de Economía de la UANL y miembro del SNI-Conacyt.


Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.