Es FEMSA el rey de las farmacias en el país
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Es FEMSA el rey de las farmacias en el país

COMPARTIR

···

Es FEMSA el rey de las farmacias en el país

Benavides, Guadalajara y las recién adquiridas por FEMSA Comercio amplían su infraestructura y haciendo más eficientes sus procesos. Especialistas prevén alza en enfermedades crónicas en el país.

Sonia Coronado
05/04/2018
Jugadores comparables en LatAm por número de tiendas.

De las tres compañías dedicadas a la venta de medicamentos y artículos varios que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), la división Salud de FEMSA Comercio (Femco) es la que se encuentra a la cabeza en cuanto al número de unidades operadas, por encima de Farmacias Benavides (Farben)y Farmacia Guadalajara (Fragua).

Sin embargo su rival más cercano de Grupo Fragua es el que ha tenido mayores crecimientos en cuanto a ingresos, utilidades y número de tiendas en México.

Situación contraria a la que atraviesa Farmacias Benavides, que mantiene un programa de reconfiguración operativa luego de su adquisición por parte de Walgreens Boots Alliance.

De acuerdo a datos públicos de las empresas al cierre del 2017, la división de Salud de Femco operaba un total de dos mil 225 de unidades, de estas se estima que más de mil estén ubicadas en México, el resto en Sudamérica.

Al comparar año con año el crecimiento en farmacias fue del 4.95 por ciento.

Fragua fue la que tuvo los mayores crecimientos, al operar mil 865 establecimientos al cierre del año, lo que representó un crecimiento del 10.68 por ciento en número de unidades; sus ingresos presentaron un alza del 15.03 por ciento y en su utilidad bruta del 21.86 por ciento. Esta cadena sólo opera en territorio mexicano, igual que Farben.

Por su parte Benavides contaba, durante el periodo en cuestión, con mil 192 unidades, que con respecto al año anterior su crecimiento en tiendas fue del 4.10 por ciento.

“En realidad, estos tipos están abriendo más, acelerando sus propias acciones de apertura un poco en comparación con lo que estaban haciendo antes de que ingresáramos a la industria. Y, por supuesto, ellos saben cuáles son nuestras fortalezas y, por lo tanto, se han vuelto más activos allí.

Encontrarán algunas más farmacias de la competencia de las que tendría hace un año, a eso nos referimos cuando hablamos de intensidad competitiva. No tiene que ver con escaramuzas de precios ni nada de eso”, dijo recientemente Juan Fonseca, de Relación con Inversionistas de FEMSA a analistas.

Por su parte Macedonio Garza, director general de Benavides señaló que la cadena “continúa en un periodo de transformación, mientras construimos un negocio más fuerte para el futuro (…) el desafío en los mercados de la salud pareciera ser constante año con año, estos retos nos motivan a evolucionar y trabajar día a día para ser la mejor opción de salud y bienestar para las familias mexicanas”.

Cabe recordar que FEMSA incursionó en el negocio de la salud en mayo de 2013 con la compra de Farmacias Yza en el sureste mexicano, posteriormente continuó realizando adquisiciones como la de Farmacias Moderna (FM) en el estado de Sinaloa y Farmacias Farmacon en México.

En 2015 la firma traspasó fronteras y anunció la compra de Socofar y Cruz verde con operaciones en Chile y Colombia, además de Farmacia Generix en México.

Mientras que Farmacias Guadalajara nació en 1942 y en 1997 realizó una oferta pública de acciones en la Bolsa Mexicana de Valores. En 1983 constituyó su corporativo Fragua. Desde hace más de 20 años mantiene un crecimiento en unidades, sin embargo en los últimos cinco años ha acelerado su ritmo, esparciendo su presencia en 370 ciudades de 28 estados, alcanzando un promedio de apertura de una unidad cada dos días.

Antonio Pascual Feria, presidente de la Asociación Nacional de Farmacias de México (Anafarmex), aseguró que si bien tiene un mercado abierto para la llegada de inversión extranjera en el sector, tanto éstas como las empresas nacionales no sólo deben de preocuparse por el tema de la rentabilidad del negocio, sino acercar a la población los medicamentos a través de personal certificado ante la Cofepris.

“Aquí el mercado está abierto pueden venir todas las inversiones en este segmento, sólo que tienen que cumplirse las reglas, una farmacia no es el suministro de abarrotes, una farmacia es el suministro de insumos para la salud. Por eso las farmacias y las inversiones que vengan tienen que ajustarse a estas reglas, es decir no se trata nada más de ver el aspecto económico mercantil.

Precisó que “en México, el componente es 29 por ciento producto farmacéutico y el resto no farmacéutico; esto lleva a una lectura, en cuanto a más grande la farmacia en México es menos farmacia es”.

De acuerdo con un estudio de KPMG en México se espera que como consecuencia de la disminución de la mortalidad, traducida en una mayor esperanza de vida para las personas, el grupo de 65 y más años de edad, en los próximos dos decenios, comience a tener mayor peso relativo: en 2020 se prevé que represente el siete por ciento del total y en 2030 el 10 por ciento.

Para 2050, según las proyecciones, señala KPMG en el estudio “La industria farmacéutica mexicana. Actualidades”, la población en México será de alrededor de 150 millones. Para entonces, cerca de la quinta parte de los habitantes en el planeta superarán los 60 años. Lo anterior significa presiones y oportunidades para los sistemas de salud”.