Monterrey

Entre Líneas

Opinión. Con el sueldo que gana cada diputado, los ciudadanos, fácilmente se podrían comprar un automóvil de lujo, ya no digamos uno económico.
(Redacción)
10 octubre 2016 10:6 Última actualización 10 octubre 2016 10:6
Carros

(Bloomberg)

CONGRESO
Ya ni la amuelan los diputados locales.

La intención de comprar 22 automóviles nuevos para renovar la flotilla del Congreso suena como a una burla a los ciudadanos de Nuevo
León
, que día a día sufren las de Caín para abordar un camión caro y en malas condiciones, o el Metro que ya es insuficiente y, comparado
con el de la Ciudad de México, es más caro.

Con el sueldo que gana cada diputado, fácilmente se podrían comprar un automóvil de lujo, ya no digamos uno económico.

Ojalá recapaciten y destinen a un mejor fin estos ahorros que dicen han logrado en el ejercicio de sus funciones.

EXPERIENCIA
Buenas enseñanzas fue lo que transmitió en su visita a la Universidad de Monterrey el consultor japonés Ritsuo Shingo.

En su conferencia ante estudiantes de la UDEM señaló que “la experiencia es la esencia del buen trabajo”.

El presidente de Institute of Management Improvement, acompañado de Kenneth Snyder, director ejecutivo de Shingo Institute de la Universidad de Utah, impartió la conferencia “Road to enterprise excellence” en la Sala Polivalente del Centro Roberto Garza Sada de Arte, Arquitectura y Diseño.

Después del encuentro con estudiantes y maestros universitarios, organizado por la División de Extensión, Consultoría e Investigación de la UDEM, Kenneth Snyder destacó que en México y Latinoamérica lo único constante es el cambio.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.