Monterrey

Monterrey, entre las ciudades con menor inflación

El alza fue impulsada por los incrementos en diversas frutas y verduras.
ARTURO BÁRCENAS
abarcenas@elfinanciero.com.mx
25 febrero 2016 8:11 Última actualización 25 febrero 2016 8:18
Inflación

Inflación

La ciudad de Monterrey registró una inflación anual en la primera quincena de febrero de 2.21 por ciento, ubicándose entre las diez ciudades con menor inflación en el país, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (Inegi).

Para lo que va de este año, la inflación en Monterrey es de 0.54 por ciento, menor al nivel nacional que es de 0.67 por ciento; mientras que para la primera quincena de febrero la inflación nacional fue de 0.29 por ciento, para la capital de Nuevo León fue de 0.41 por ciento.

Así, las ciudades que registraron la menor inflación anual fueron Huatabampo, Sonora, con 1.33 por ciento; seguida de Ciudad Jiménez, Chihuahua, con 1.74 por ciento; después Mérida, Yucatán con 1.84 por ciento.

Por el lado contrario, la ciudad con mayor inflación anual fue Tijuana, Baja California, con 6.5 por ciento; seguida de Mexicali, con 4.75 por ciento, y en tercer sitio Tepatitlán, Jalisco, con 4.52 por ciento.

El organismo señaló que la inflación anual en México ascendió a 2.94 por ciento en la primera quincena de febrero, lo que la ubica como el incremento anual más elevado desde mayo de 2015, cuando aumentó a 3.10 por ciento.

El alza en la inflación fue impulsada por los incrementos en diversas frutas y verduras, entre los que destacan el jitomate, la cebolla y los chiles.

“El rubro subyacente, que excluye alimentos frescos y energéticos, subió 2.62 por ciento de forma anual y sigue presionado por la depreciación del peso, aunque de una forma moderada y sin generar efectos de segundo orden”, señaló Joan Enric Domene, analista de Invex Casa de Bolsa.

“En general, se aprecia una aceleración de la inflación debido a los efectos de la depreciación del peso y un aumento de los precios agropecuarios. Sin embargo, consideramos que la presión de estos últimos podría ser temporal”, agregó.

“Detrás del actual repunte en la inflación, se observan incrementos poco usuales, particularmente en las frutas y verduras al interior del indicador no subyacente, a los que en esta quincena se sumaron los alimentos y bebidas que impulsaron al componente subyacente, no obstante este último se mantuvo cerca a lo observado en períodos iguales de años anteriores”, indicaron analistas de Scotiabank.

“La inflación se explicó por presiones sobre los precios de las mercancías no alimenticias, así como en los de frutas y verduras”, indicaron analistas de Casa de Bolsa Banorte.