Monterrey

Entrarían vivienderos en desaceleración por costos de insumos

La expectativa era crecer en este año un dos por ciento, ahora esperan uno por ciento.
Esther Herrera
eherrera@elfinanciero.com.mx
03 agosto 2017 8:18 Última actualización 03 agosto 2017 8:18
vivienda

(Bloomberg)

A un mes de que entraron en vigor los incrementos en los precios de los insumos para la construcción de viviendas, el Clúster de este sector en el estado estima que el tercer trimestre será crucial para determinar si los desarrolladores estarían entrando a una fase de desaceleración o sólo estarían frente a un ajuste de sus expectativas de crecimiento para el cierre del año.

Víctor Salazar Ortega, director del Clúster de Vivienda, señaló que los indicadores preliminares que tienen al mes de junio indican que la obra pública en el estado registra una caída de 10 por ciento derivado del impacto de los incrementos en los insumos.

Para los desarrolladores, la expectativa de crecimiento de la vivienda para la segunda mitad del año es conservadora.

“Esperamos un ajuste de dos a uno por ciento, aunque esto sigue siendo positivo, hay que esperar ver el comportamiento del tercer trimestre del año”, indicó.

Sostuvo que precisamente el cierre del tercer trimestre será relevante para corroborar “sí efectivamente tendremos crecimiento aunque sea marginal, o iniciaríamos una desaceleración. Septiembre será un mes importante, no sólo para la vivienda sino para la industria de la construcción”.

Salazar Ortega destacó que sin duda los efectos del incremento en el precio del cemento y concreto se han dado y muestra de ello es que la obra pública que ya estaba y la que viene en proceso para este año se va a ver afectada.

En cuanto a la vivienda, el indicador más relevante es la contracción en el registro de edificación que registra una caída del 27 por ciento.

“Traemos una caída acumulada de un 27 por ciento, esto indica que ya estamos viendo los efectos del aumento en el cemento y concreto y falta sumar lo que arrojará el tercer trimestre del año. Justamente esto nos dará claridad para hacer los ajustes necesarios”, añadió .

Adicionalmente, señaló que con base a datos duros e información al mes de junio de este año, el crédito a la vivienda que otorga el Infonavit cayó un 7.0 por ciento en Nuevo León, frente a un 8.0 por ciento a nivel nacional con respecto al mismo periodo del año pasado.

Reiteró que con este panorama, la perspectiva es que no se alcance la meta de construir 60 mil viviendas para este año e incluso la caída podría ser de doble dígito.

Según datos de Inegi, al cierre de mayo, la obra civil cayó un 8.0 por ciento y la edificación lo hizo en 4.0 por ciento, respecto al mismo mes del año anterior.