Monterrey

Encuesta nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares, 2015

OPINIÓN. A nivel ciudad, Monterrey se encuentra en tercer lugar nacional, siendo superada por Cancún y por Hermosillo, donde poco más del 70 por ciento de los hogares reporta conexión a Internet.
COMENTARIO
ECONÓMICO

MARCO A.
PÉREZ
VALTIER
16 marzo 2016 9:27 Última actualización 16 marzo 2016 9:36
Marco A. Pérez Valtier

Marco A. Pérez Valtier

El lunes pasado, el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática, mejor conocido como el INEGI, dio a conocer los resultados de su encuesta nacional sobre disponibilidad y uso de tecnologías de la información y de la comunicación (TIC) en los hogares mexicanos, con datos correspondientes al segundo trimestre del año pasado, en lo referente a disponibilidad y uso de televisores, computadoras y servicio de Internet.

Esta encuesta se realiza con el apoyo de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, así como del Instituto Federal de Telecomunicaciones y genera resultados representativos a nivel nacional, estatal y para 32 ciudades seleccionadas, encuestando a la población de seis años o más, a partir de un tamaño de muestra de 90 mil 030 viviendas distribuidas en todo el país.

Los resultados muestran que 14.7 millones de hogares (44.9 por ciento del total nacional) declararon contar con al menos una computadora en condiciones de uso. Se calcula que en el Distrito Federal, Nuevo León, Sonora y Baja California, 6 de cada 10 hogares disponen de computadora. En contraste, en Guerrero, Oaxaca y Chiapas, menos de una cuarta parte cuentan con tal dispositivo.

Con relación a la disponibilidad del servicio de Internet, si bien solo se tiene en el 39.2 por ciento de los hogares mexicanos, (12.8 millones de viviendas) es importante señalar que hace solo 10 años, el porcentaje de hogares con servicio de Internet era de solo el 9 por ciento, con 2.3 millones de hogares, lo que pone de manifiesto el importante crecimiento que está teniendo la disponibilidad y la aceptación de este servicio en los hogares mexicanos.

Como era de esperarse, las entidades con mayor cobertura, que ronda en el 60 por ciento, son el Distrito Federal y Nuevo León, mientras que las entidades con menor cobertura, del orden del 20 por ciento, son Guerrero, Tabasco, Oaxaca y Chiapas.

A nivel ciudad, Monterrey se encuentra en tercer lugar nacional, siendo superada por Cancún y por Hermosillo, donde poco más del 70 por ciento de los hogares reporta conexión a Internet.

Por otro lado, a nivel poblacional, incluyendo el servicio móvil, se reporta que el 57.4 por ciento de las personas cuenta con acceso a Internet, es decir, 62.4 millones de usuarios, de los cuales, el 49.4 por ciento son mujeres y el 50.6 por ciento son hombres.

Los cibernautas mexicanos declararon emplear la red, principalmente para obtener información general (88.7 por ciento), como herramienta de comunicación (84.1 por ciento), para acceder a contenidos audiovisuales (76.6 por ciento) y para acceder a redes sociales (71.5 por ciento).

Como era de esperarse, la población de mayor edad, en el rango de 60 años y más, es la que menor uso hace del internet, ya que solo el 13.7 por ciento de los habitantes más viejos usan este servicio, mientras que la población con edades entre los 18 y los 34 años, el 76.5 por ciento tiene acceso a este servicio.

Finalmente, el televisor sigue siendo el equipo de mayor uso en los hogares mexicanos, ya que el 93.5 por ciento de las viviendas cuentan con al menos un aparato, sin embargo, casi la mitad, el 46.8 por ciento, tienen equipos analógicos, aún y cuando la campaña del apagón digital está ya en curso.

Sin duda, estos resultados ponen de manifiesto que la modernidad en las comunicaciones, en particular en el uso de internet, avanza de manera importante en nuestro País, lo que convierte a las redes sociales en un nuevo paradigma que abre nuevos horizontes a la comunicación.

* El autor es especialista en estudios económicos y de finanzas públicas. Actualmente ocupa el cargo de Socio Economía en Pérez Góngora y Asociados.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.